Aprueban seis nuevas Plazas de Bolsillo para Santiago

martes 3 de octubre 2017
|
por

Los nuevos espacios urbanos financiados por el Gobierno Regional Metropolitano se sumaran a las nueve plazas de la etapa I, que han resultado ser todo un éxito para los capitalinos.

Un proyecto exitoso. Así fue calificado por el Consejo Regional Metropolitano de Santiago (CORE Santiago) el proyecto “Plazas de Bolsillo”. Una iniciativa eficiente, innovadora y económica que llevó al Consejo –en su última sesión plenaria- a aprobar $244.082.000.- para la construcción de seis nuevas plazas.

A la altura de grandes ciudades del mundo, en Santiago se ha optado por recuperar espacios en desuso -muchos de ellos sitios eriazos y abandonados de propiedad fiscal- para transformarlos en lugares visibles y abiertos a la comunidad que promueven la vida pública y la cultura de ciudad.

“Las Plazas de Bolsillo constituyen un eje que ha ido hermoseando la ciudad, que ha permitido que lugares que eran eriazos, que incluso eran centros de delincuencia y de riesgo para las personas, puedan tener hoy día lugares más seguros, más habitables, más amigables, incluso lugares de descanso en momentos determinados, que entregan la calidad de vida que necesitan nuestros ciudadanos”, señaló Manuel Hernández, presidente del CORE Santiago, tras la aprobación del proyecto.

El Intendente Claudio Orrego, por su parte, se mostró contento con el respaldo del CORE Santiago a este proyecto, enfatizando que las Plazas de Bolsillo “le han ido cambiando la cara a muchos sitios eriazos que estaban en Santiago, que hoy día son espacios de encuentro, de buena gastronomía, de cultura y que, por esa vía, estamos cambiándole de alguna manera la cara a nuestra ciudad”.

La exitosa etapa I

En la primera etapa de este proyecto se habilitaron nueve Plazas de Bolsillo en las comunas de Santiago, Lo Prado, Providencia e Independencia. Nuevos espacios urbanos que le cambiaron la cara a sitios que llevaban más de 40 años abandonados.Los remozados sitios fueron agradecidos por los capitalinos que, desde su inauguración, han colmado los lugares: la primera Plaza de Bolsillo, ubicada en Morandé 83 –que recuperó un sitio eriazo de 325 M2 de propiedad MOP- recibe actualmente 900 personas diarias, además de haberse transformado en una fuente laboral para los vehículos gastronómicos.

En noviembre de 2016, las Plazas de Bolsillo recibieron el premio Avonni “Nueva Ciudad”, que busca destacar ejemplos concretos de éxito en innovación.

La etapa II

La segunda etapa sumará 2688 M2, a los 5005 M2 de la etapa I, en las comunas de Santiago, Recoleta, La Reina, Pedro Aguirre Cerda, Renca e Independencia. Contempla la adquisición e instalación de mobiliario urbano: árboles en macetas, mesas, juegos infantiles, máquinas de ejercicios, bicicleteros, contenedores de basura, escaños, vallas peatonales, faroles solares; además de comidas al paso, cafeterías, muestras artísticas, pinturas, poesía, etc.

“Esta es una política de Estado que tiene mucha humanidad y mucha poesía. Son espacios que permiten que la gente, finalmente, se exprese en los murales, en los grafiti, los artesanos, los pintores, los músicos que están concurriendo a hacer uso de estos espacios públicos que son financiados por el Gobierno Regional, pero para el buen uso de nuestros vecinos”, señaló el consejero regional Juan Pablo Sáez.

En Santiago existen aproximadamente 400 sitios eriazos que son de propiedad fiscal y que se podrían intervenir para que se conviertan en espacios públicos transitables. El CORE Santiago ya estudia una etapa III de esta iniciativa.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

 

.