Dinosaurio descubierto en Chile podría ser el eslabón perdido entre dos especies

miércoles 16 de agosto 2017
|
por

Un dinosaurio descubierto en Chile en 2004, el chilesaurus diegosuarezi, podría ser el eslabón perdido entre dos familias de esa especie, según un estudio publicado en la revista inglesa Proceedings of the Royal Society B.

“El chilesaurus diegosuarezi pertenece al jurásico tardío y posee una extraña serie de características anatómicas que, si se consideran individualmente, suelen caracterizar clados (agrupación que contiene un antepasado común) de dinosaurios muy distantes entre ellos”, consignó la revista inglesa en su publicación.

Este dinosaurio ha sido un enigma desde su descubrimiento ya que presenta rasgos de distintos tipos de dinosaurios, sin pertenecer a ninguno de los grupos ya existentes.

Un estudio de los investigadores Matthew G. Baron de la Universidad de Cambrige y Paul M. Barrett del Museo de Historia Natural de Londres se aventuró a decir que este podría ser el eslabón perdido entre dos especies de dinosaurio distintas.

Los expertos afirmaron que el chilesaurus pertenece a la familia de los ornitisquios (caderas de ave), categoría que incluye al triceratops, que vivió hace 68 y 66 millones de años, y al stegosaurus que habitó la tierra hace 156 y 144 millones de años.

“Nuestros análisis rescatan al chilesaurus en una nueva categoría, como un miembro divergente de los primeros ornitisquios, distinto a los terópodos tentaure”, explica el documento.

Este dinosaurio posee una dentadura típica de las especies herbívoras, algo que no es común en los terópodos, por lo que se decidió descartar que fueran parte de este mismo grupo, es por esto que los investigadores creen que el chilesaurus podría ser el eslabón perdido entre los dinosaurios herbívoros y los terópodos.

Desde hace 100 años, los científicos dividen a los dinosaurios en dos grandes grupos: los saurisquios (que incluyen a los terópodos) y los ornitisquios, pero Baron y Barret habían cuestionado esta clasificación afirmando que los terópodos y los ornitisquios pertenecían al mismo grupo.

El esqueleto del chilesaurus diegosuarezi fue encontrado en febrero de 2004 en la Región de Aysén, en el sur de Chile, por el niño de 7 años Diego Suárez, que acompañaba a sus padres, los geólogos Manuel Suárez y Rita de la Cruz. (Sputnik)

zzz/fb/ml/ks

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

 

.