Acervos privados y Colección MAC se unen en exhibición que aborda lo mejor del arte chileno de mediados de siglo

lunes 16 de octubre 2017
|
por

El Museo de Arte Contemporáneo presenta Colección + Colecciones, muestra que ofrece una revisión por la escena plástica chilena con obras datadas entre los años 30 y comienzos de los 90. Dentro de la selección se encuentran artistas como Nemesio Antúnez, José Balmes, Gracia Barrios, Roser Bru, Eduardo Martínez Bonati, Guillermo Núñez, Carlos Ortúzar, Aída Poblete, Enrique Zañartu, entre otros.

Una colección privada no solo representa un valor histórico y artístico en sí misma, sino que también posee la particularidad de dejar al descubierto la mirada del propio coleccionista, que elige cuidadosamente su acervo.

Siguiendo esta premisa, el Museo de Arte Contemporáneo presenta Colección + Colecciones, muestra que ofrece una revisión de estilos artísticos que datan entre los años 30 y comienzos de los 90. La exhibición está compuesta principalmente por obras de coleccionistas anónimos y ha sido mínimamente intervenida por piezas de Colección MAC, facilitando la lectura para el visitante.

Alrededor de 70 obras, entre pinturas y esculturas, se unen con el objetivo de dar a conocer al público el espectro creativo de artistas que revolucionaron la escena plástica chilena de mediados del siglo XX.

Dentro de la selección de Colección + Colecciones se encuentran artistas trascendentales, como Nemesio Antúnez, José Balmes, Gracia Barrios, Roser Bru, Eduardo Martínez Bonati, Guillermo Núñez, Carlos Ortúzar, Aída Poblete, Enrique Zañartu, entre otros. Casi la mayoría de los artistas que dan forma a la muestra han estado vinculados a la Universidad de Chile, ya sea como Directores del MAC o como profesores y estudiantes de la Escuela de Bellas Artes.

La curatoría de la exposición, realizada por Francisco Brugnoli —Director del MAC—, hace énfasis en el coleccionismo, entendido como una práctica que conserva la memoria y el arte, atesorado más allá de su valor monetario, fomentando la reflexión en torno a la producción contemporánea y experimental. Las obras convergen las perspectivas y misiones entre una institución cultural y la de los individuos. 

La primera sala reúne obras de Pablo Burchard, Augusto Eguiluz, Hernán Gazmuri, Carlos Sotomayor y Oskar Trepte, datadas a partir de 1930. Estos artistas dan cuenta del contexto en el que generaciones posteriores comenzaron a dar forma a sus obras, quebrantando los procedimientos pictóricos del canon academicista. Luego, se releva la tendencia abstracta e informalista, con la presencia del Grupo Signo y algunos artistas del Grupo Rectángulo, destacando la obra de Gracia Barrios y José Balmes, La universidad violentada (1986). Las siguientes salas dan cuenta de las corrientes neofigurativas, con obras de artistas como Nemesio Antúnez, Juan Egenau, Roser Bru y Rodolfo Opazo, entre otros, donde el cuerpo individual representa las multitudes subyugadas a los procesos políticos e históricos del siglo XX.

Con esta exhibición el MAC propone una reflexión en torno al papel de los coleccionistas y las instituciones, en tanto custodios. Más allá de ser parte de un acervo privado, toda obra de arte es parte de la historia nacional y como tal, le pertenece a la sociedad completa.

Comparte:

No hay comentarios

Leave a comment

.

 
 

 
.