Ministra Adriana Delpiano : “Se terminó el lucro en la educación”

Hace menos de 1 minuto
|
por

Delpiano hizo un positivo balance de la puesta en marcha de la ley de Inclusión, tras abordar sus tres principales objetivos: el fin del copago, de la selección arbitraria y del lucro en la educación escolar subvencionada. El 93,9% de los establecimientos particulares subvencionados pasó o está en trámite su traspaso a sin fines de lucro, lo que corresponde al 96,1% de la matrícula.

Un positivo balance sobre los avances de la Ley de Inclusión realizó la ministra de Educación, Adriana Delpiano, respecto sus tres aspectos centrales: el fin del copago para las familias, el fin de la selección arbitraria de los alumnos y el fin del lucro.

La ministra Delpiano explicó que desde el 1 de marzo de 2016 todos los recursos que aporta el Estado deben destinarse a fines educativos y desde el 1 de enero de 2018, también los recursos que aportan las familias. Hasta esa última fecha los sostenedores, además, tenían plazo para constituirse como entidades sin fines de lucro, para poder seguir recibiendo subvención escolar.

Al martes 2 de enero, 5.341 establecimientos particulares subvencionados dieron cumplimiento a la norma legal al haber presentado la solicitud de transferencia o ser ya un sostenedor constituido como entidad sin fines de lucro (2.493 se encuentran en trámite, 1.841 ya completaron el proceso y 1.007 lo eran antes de la promulgación de la ley). Esto representa el 93,9% del total de establecimientos y el 96,1% de la matrícula del sector. En tanto, 160 establecimientos está constituyendo la entidad sin fines de lucro a la que le transferirá la calidad de sostenedor.

La cifra de cumplimiento de traspaso a entidades sin fines de lucro alcanza a 100% en el caso de tres regiones: Arica y Parinacota, Aysén y Magallanes, en las que la totalidad de los establecimientos educacionales particulares subvencionados realizaron este trámite.

“Este resultado nos tiene muy contentos, porque mucha gente señaló que esto iba a ser un desastre y las cifras desmienten esas aprensiones. Lo más significativo es que el 2 de enero se terminó el lucro en la educación”, afirmó la ministra Delpiano.

Añadió que “sin duda, estas cifras son una muy buena noticia para las familias, para las regiones y para el país; a quienes no han iniciado el trámite esperamos que lo hagan hasta este martes 9, para que no tengan la dificultad de que la subvención sea retenida”.

Respecto de los 186 establecimientos que aún no inician el proceso de traspaso, la autoridad señaló que “se está tomando contacto con cada uno de ellos, y si inician el trámite antes del martes 9 de enero se les entregará la subvención”.

La ministra recalcó que “este es un proceso que se ha hecho con cuidado durante varios años, cautelando de que esto se transforme sin traumas, sin situaciones complejas. Y las cifras avalan que se ha cumplido de esa manera”.

Por otra parte, 175 establecimientos particulares subvencionados presentaron aviso de renuncia a la subvención para el año 2018 en el plazo legal del 30 de junio. De ellos 67 renuncian por cierre y 108 por paso a particular pagado.
 
Avances significativos en gratuidad

Respecto al objetivo de la Ley de Inclusión de poner fin al aporte obligatorio de las familias para financiar la educación de sus hijos e hijas, la ministra Delpiano informó que desde su promulgación en el año 2015, 958 establecimientos han pasado a ser totalmente gratuitos, lo que representa un 42% de los establecimientos que tenían copago. A la fecha, 1.375.227 alumnos de establecimientos particulares subvencionados estudian gratuitamente, lo que representa el 72,3% de la matrícula del sector.

“Quiero ser enfática en señalar que estudiar en un colegio gratuito no elimina la posibilidad de que los padres hagan aportes al colegio. Pero no es condición pagar una colegiatura para estar en el establecimiento. Lo que se establece es que los centros de padres pueden tomar decisiones y juntar recursos para muchas actividades de mejora o diversas actividades extracurriculares”, resaltó la ministra.

Fin a la selección arbitraria

El Sistema de Admisión Escolar comenzó en 2016 en Magallanes, y el año 2017 se extendió a otras cuatro regiones: Tarapacá, Coquimbo, O’Higgins y Los Lagos. Este año 2018 entrarán en régimen todas las regiones del país. En cada región, el primer año solo se aplica en prekínder, kínder, primero y séptimo básico, y primero medio, y el segundo año en todos los niveles.

Este año, el proceso desarrollado en las 5 regiones involucró a 2.174 establecimientos y 6.194 niveles o cursos, y participaron 81.243 niños y jóvenes, que en promedio postularon a 3,6 establecimientos.

A nivel nacional, el 93,3% de los estudiantes fue admitido en un establecimiento elegido por sus padres, y solo el 0,3% fue asignado por cercanía. El 6,4% restante no terminó el proceso al optar por mantenerse en jardines infantiles, escoger el sistema particular pagado, cambiar de región a una aún no considerada en el Sistema de Admisión Escolar, o por esperar que termine el proceso de matrículas con la expectativa que se liberen cupos.

“El Sistema de Admisión Escolar entrega la posibilidad a todas las familias para elegir el establecimiento cuyo proyecto educativo los identifica, sin discriminaciones arbitrarias, simultáneamente, en línea; hemos dado un paso más en pos de la equidad”, concluyó la autoridad.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

Columnas

.