Francisco Chahuán: …y después del Ministerio ¿qué?

lunes 22 de enero 2018
|
por

Todos estamos invitados, por no decir obligados, a sumarnos y aprovechar la oportunidad que se nos presenta para aportar al cambio de paradigma en el que lamentablemente estamos atrasados.

Por Francisco Chahuán*

El Congreso del Futuro es el encuentro de difusión científico-humanista más importante de América Latina y uno de los más relevantes del mundo. Impulsado en 2011 por la Comisión Desafíos del Futuro del Senado, en el marco de las celebraciones por el bicentenario del Congreso, ha procurado conectar a las diferentes esferas de la sociedad con los avances del conocimiento científico en todas sus áreas, generando una de las más grandes plataformas de cooperación.

En su VII versión, el Congreso ha tenido una acogida tan positiva, que a los pocos días de abrirse las inscripciones para participar, ya se habían agotado los cupos para muchas de las exposiciones ofrecidas por los más de 130 invitados de Chile y otros 27 países, programadas entre el 15 y el 21 de enero en once regiones, de Arica a Punta Arenas.

Esto revela que sí existe interés por un área a menudo subestimada, al menos desde el punto de lo que Chile destina de su PBI a ciencia, tecnología e innovación. Por lo mismo, hemos reiterado la necesidad de pasar del 0,45% actual a, por lo menos, el 1% en el mediano plazo, para llegar en un mediano plazo al 2,5%, que es el promedio de los países OCDE.

La importancia de estas áreas está en sintonía con la atracción que ejercen y nuevamente hemos logrado poner el foco en el debate de los temas que marcarán la pauta de los próximos años, aspirando a generar de antemano los cambios necesarios e involucrando en forma concreta a la ciudadanía.

Este año, la convocatoria se ha centrado en el tema de la Conciencia y el Conocimiento que esta supone de cada ser humano respecto de sí mismo y su entorno y, por extensión, los desafíos que nos plantea el Futuro, generando reflexiones que van desde los Universos, la Tecnología, Vida, Sociedad, Innovación y Cambio Climático, hasta Biología y Arte. 

Esta es una invitación a participar en una instancia que ha demostrado que nuestra ciudadanía, de todas las edades, se interesa en estas materias y es nuestro deber canalizar esa inquietud cuando el modelo de desarrollo de Chile tocó techo. Urge generar procesos continuos de agregación de valor, porque la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, aunque imprescindible, no basta. Requerimos de una política pública de largo aliento, con recursos que permitan pasar de ser exportador de materias primas, a exportadores de capital humano y know how, con procesos continuos de agregación de valor, es necesario un cambio sustancial y de fondo.  Sobre eso debemos fundar nuestro porvenir.

Figuras de primerísimo nivel vinieron a Chile para abordar los más diversos ámbitos y estudios y todos estamos invitados, por no decir obligados, a sumarnos y aprovechar la oportunidad que se nos presenta para aportar al cambio de paradigma en el que lamentablemente estamos atrasados.  El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación es un avance, pero una nueva institucionalidad es insuficiente.  Debemos ir mucho más allá y esa invitación nos dejó esta nueva versión del Congreso del Futuro.

*Senador integrante Comisión Desafíos de Futuro

 

Comparte:

No hay comentarios

Leave a comment

Anuncio