Francisco “Chico” Whitaker Ferreira, activista social: “El mundo camina al desastre”

Hace menos de 1 minuto
|

Es el cofundador del Foro Social Mundial y asesor de Wikileaks por pedido de Assange. Analiza la actualidad y afirma que sólo la sociedad civil puede evitar la crisis.

Por Franco Mizrahi*    

Es un activista social y tenaz combatiente de la desigualdad y la injusticia desde su juventud, cuando se acercó a los postulados que profesa la Teología de la Liberación. Perseguido por la dictadura en su país natal, Brasil, a mediados de la década del ’60 debió exiliarse: vivió en Francia y en Chile durante 15 años. A su regreso, no dejó de luchar contra las inequidades sociales y se convirtió en concejal por el Partido de los Trabajadores en la Cámara Municipal de San Pablo. Actualmente, a los 80 años, es miembro de la comisión brasileña de Justicia y Paz del Consejo Internacional e integra el Consejo Asesor de Wikileaks a pedido de Julian Assange. Reflejo de su obstinada militancia social, en el 2001 cofundó el Foro Social Mundial, “un espacio de encuentro donde se discute todo lo que hay que hacer para que se cambien las cosas, para que otro mundo sea posible porque este en el que estamos, camina al desastre”, sentencia.

¿Cuáles son las situaciones críticas a cambiar?

Lo que pasa ahora no es nuevo, es lo que está sucediendo desde que el foro comenzó. El foro empezó porque las cosas no estaban andando bien y se pusieron peores, en todo aspecto, fundamentalmente en el tema de la desigualdad y el medio ambiente. El mundo está siendo víctima de una lógica que pone arriba de todo el ganar plata, la necesidad de producir y consumir el máximo posible, lo que requiere cada vez más energía. Así, la máquina productiva está destruyendo la naturaleza. Hay que mostrar salidas: los actores políticos que están trabajando y deben cuidarnos no lo están haciendo bien. Los gobiernos están al servicio de las empresas y las empresas al servicio del dinero. El único actor político que surgió en el último tiempo para cambiar esta situación fue la sociedad civil, ya que es autónoma. A esta fuerza nueva es a la que los foros sociales mundiales intentan estimular. La sociedad civil debe parar este proceso de destrucción.

En este marco, desde los foros sociales se está trabajando el concepto de desarrollo sustentable…

El desarrollo sustentable es una especie de obligación de la humanidad si quiere seguir viviendo en la tierra. En junio de este año hubo una conferencia de Naciones Unidas en Río de Janeiro sobre la cuestión de la sustentabilidad en la que se llamó a gobiernos, empresas y sociedades civiles a discutir. Pero como Naciones Unidas está controlada por las empresas multinacionales, ella pone como propuesta para salir del problema de la sustentabilidad la llamada “Economía verde”. Esto es hacer que los servicios que la naturaleza nos presta gratuitamente puedan transformarse en negocio. Es un pretexto para ganar más plata. Las Naciones Unidas hicieron un gran encuentro basado en una gran mentira que es que con la “Economía verde” salvaremos la sustentabilidad.

Paralelamente al encuentro de la ONU se realizó la Cumbre de los Pueblos donde se trató esta problemática…

Sí, a la vez del encuentro oficial se hizo otro en Río donde las sociedades civiles se reunieron para, entre otras cosas, denunciar este concepto de “Economía verde”. Es un diálogo de sordos porque cada uno sigue su camino y punto. Es muy difícil que los gobiernos resuelvan este problema por el sistema económico en el que están insertados: ¿quién financia las campañas electorales? Las empresas. ¿Quién financia Naciones Unidas? Los países más ricos que son países profundamente capitalistas. Salirse de esto es muy difícil. Pero es necesario.

¿Cómo observa la crisis capitalista actual en los países centrales?

La crisis ha sido producto de la lógica del sistema. Comenzó en 2008 por un exceso de oferta de crédito en EEUU hacia gente que no tenía capacidad para pagar. Estos créditos fueron otorgados por los bancos que ganaban plata por el dinero que prestaban y cuando no se los pagaban se quedaban con sus casas. Todo el sistema financiero ganó plata con la crisis. Entre las soluciones que tomaron las potencias mundiales, sobresale la de darles más plata a los bancos que andaban mal, continuando la misma lógica. Estamos frente a una auténtica locura. La crisis no tendrá solución: ahora los bancos les prestan dinero a países que no tienen capacidad de pago, como está sucediendo en Europa. Y esto sucede porque para los bancos es importante otorgar créditos porque ganan con los intereses. La pregunta es de dónde viene la plata, quién la crea y adónde va. Hay cosas en este sistema totalmente cuestionables.

En este contexto, ¿cómo puede alcanzarse el desarrollo sustentable?

El desarrollo sustentable no es una fórmula sino un objetivo. Toda esta locura no tiene en cuenta este objetivo sino la idea de transformar todo en plata. La sociedad civil es el único actor político de hecho que podría proponer alternativas no basadas en ganar plata sino en atender necesidades humanas, incluso la sustentabilidad del planeta. Pero ella tiene que reunirse y encontrar la manera de dar soluciones. Debe controlar y presionar a los gobiernos para que hagan lo que tienen que hacer. El nuevo pacto social incluiría el respeto de la sociedad civil como actor político.

¿Esto es lo que tratará el Foro Social Mundial de Túnez 2013?

Sí, pero Túnez va a ser más que esto. El Foro no trata sólo de sustentabilidad, trata montones de problemas. Y se hace en Túnez porque en los países árabes hubo en los últimos años un proceso muy fuerte de democratización. La democratización y la reconstrucción de los países que salen de dictaduras va a ser uno de los tantos temas a tocar.

*Revista Veintitrés (Argentina)

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.