Coletazos de una elección (con muchas ausencias)

viernes 28 de octubre 2016
|
por

portada-epTranscurridos los comicios municipales, donde las cuentas dan para todos los escenarios, se vuelve a fojas cero.

Por Equipo El Periodista

 1.- Nadie debería estar contento tras el 23/O. Ni siquiera aquellos que ganaron con grandes porcentajes, como es el caso del reelecto alcalde de Puente Alto que obtuvo el 80 por ciento de los votos. Ello porque, en su populosa comuna, apenas votó un 23,94 por ciento del padrón electoral habilitado para hacerlo. Más del 76 por ciento, la jornada dominical, la pasó lejos de las urnas.

Las razones, motivos y justificaciones, sin duda, pueden ser muchas. Desde un voto protesta hasta desidia o estar lejos de su mesa de votación, pero para algunas de ellas hay contraargumentos fuertes, porque existe el voto nulo o blanco y un ciudadano consciente y preocupado debió revisar con anterioridad su lugar de sufragio o cambiarse de domicilio si reside en otra comuna. No lo hizo.

La desidia y el desinterés pareciera ser la tónica, aunque los apuntados con el dedo aleguen lo contrario. Valparaíso, al votar a Jorge Sharp, muestra que ciudadanos movilizados y enojados, como dice que está el electorado chileno, son capaces de llevar a uno tan indignado (o más) que ellos al sillón edilicio, dándole un portazo en la cara a los que a nivel nacional se reparten el 80 por ciento de las alcaldías (144 Chile Vamos y 141 la Nueva Mayoría).

“Uno de los castigos por negarse a participar en política es que, al final, puedes terminar siendo gobernado por tus inferiores”, decía Platón, quien vivió hace 2 mil 400 años y que con su frase (bastante elitista) nos muestra que el problema de la escasa participación no es nuevo. Y que la tarea, urgente, es generar mejores condiciones para que la cosa pública no expulse a quien le gusta estar en ella, por altruismo y vocación, con generalizaciones que solo percuden el sistema y alejan a los interesados.

2.- Nadie, de los 28 precandidatos presidenciales, ganó el domingo…

SIGUE LEYENDO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE LA REVISTA EL PERIODISTA 261

15 AÑOS

Comparte:

Comentario

WASHINGTON HERRERA

Lo ocurrido el 23/10, se venia anunciando hace bastantes tiempo, que esperaba el mundo político, con todos los desaciertos provocado por la clase política, los electores se sienten frustrado por todo lo ocurrido con sus representantes en el parlamento chileno, los cuales no han sido capaces de mirar hacia el futuro, en donde las dos grandes coaliciones políticas se han dado con todo, dejando de lado los intereses del país, que es velar por todo lo que significa la calidad de vida, desarrollo estructural, seguridad ciudadana, protección a la 3ªy 4ª edad y todo lo que involucra en el mundo del trabajo, ya sea de los sectores del estado y privado. Los chilenos necesitan tranquilidad en su quehacer diario, no pueden vivir en la inseguridad en su trabajo, porque los vaivenes de la economía han frenado la inversión en todo sus sectores, especialmente en la minería y la construcción, la cuales han paralizado en gran parte los proyectos ya aprobados, dejando en la cesantía a muchos trabajadores especialmente en la minería, las cuales han vuelto a sus lugares de origen, los cuales eran un factor de desarrollo para sus comunidades en todo sentido, educación, salud, comercio, transportes,et.
Toda la clase política deberá analizar la proyección para el futuro estos resultados, no pueden estar conforme ya que el 65% se abstuvo de concurrir a expresar su opinión cívica y por lo tanto leer el mensaje es bastante claro, les da lo mismo quienes estén en la mesa de discusión, ya que no representan los intereses de la población en el momento de decidir y esto se puede comprobar a través de los medios y que decir de los medios virtuales, los correos en todas sus formas llamaban a no concurrir a sufragar con variados argumentos culpando a las dos coaliciones mas importantes del país, por no legislar por los cambios que se necesitan para una nueva sociedad.
Quiero expresar mi visión de lo que viene en esta materia, los cambios no vendrán de parte de los partidos tradicionales, sino de las nuevas fuerzas que están emergiendo y los políticos viejos lo saben, nada es eterno en la vida, tenemos transformaciones profunda en nuestra sociedad, los cambios vienen, porque las nuevas generaciones en su elite se están mostrando, conformando nuevos círculos de poder, los jóvenes de hoy saben que tienen que tomar el testigo de esta carrera y ya se vieron en estas elecciones, sus resultados no son unos pocos, son miles ahora, a lo largo del país y su forma de pensar es la del mundo globalizado por las comunicaciones y creo que el próximo salto, son las parlamentarias y el llamado a votar será importante. Es por eso a no dejar de lado el recambio de sus figuras emblemáticas por nuevos políticos preparados para estos nuevos tiempos y poder dialogar por los grandes intereses del país y su gente.

jueves 3 de noviembre 2016 a las 12:51
1

Los Comentarios se han cerrado.

.

.

.

.

.

.

.