Atención Profesores! Cuatro consejos prácticos para enfrentar la recuperación de clases

miércoles 29 de julio 2015
|
por
foto13_0Por más cálculos que realicemos, será difícil recuperar las horas perdidas, dicen en Educación 2020 y entregan algunas ideas para repuntar los aprendizajes, apelando al trabajo colaborativo de los docentes.

Esta semana, los colegios en paro retomaron las clases. El desafío ahora, para esas comunidades educativas, es recuperar las horas perdidas. El Mineduc dispuso de material de apoyo para orientar el proceso, el que se puede descargar desde su sitio web. Además, la profesora Loreto Jara, colaboradora de Educación 2020, entrega aquí cuatro ideas para repuntar y potenciar el aprendizaje, mediante el trabajo colectivo de profesores y profesoras.

1.- Considerar a estudiantes: desarrollar experiencias de aprendizaje, considerando el punto en que cada estudiante quedó y desde ahí repasar y repensar los procesos de enseñanza, sin agobiarlos y respetando sus ritmos. “Desafiarlos a vincular cada objetivo de aprendizaje con sus experiencias de vida y así dar significatividad a lo que se aprende”, añade Jara. También es importante recordar la identidad particular de cada joven, la de su curso y escuela.

2.- Replanificar colaborativamente: en este escenario contra el tiempo, replanificar es un desafío, pero a la vez, una oportunidad para trabajar colaborativamente. Por ejemplo, cada docente puede presentar por nivel los temas clave de su asignatura. A partir de ellos, otros profesores y profesoras pueden encontrar puntos en común que conecten las especialidades entre sí y entre los contextos de sus estudiantes. “Quizá no se alcance a desarrollar algo similar a la metodología basada en proyectos, pero sí se podrán establecer vínculos entre áreas del saber, para que el aporte de cada profesor sea colaborativo y genere buenos aprendizajes”, añade Loreto Jara.

3.- Evaluar en vez de calificar: considerando el punto en que cada estudiante retoma las clases y habiendo fijado los objetivos de aprendizaje que guiarán el resto del año escolar, también deben replantearse las evaluaciones. “Interesa más tener certeza del avance de los estudiantes, que cumplir a la fuerza con equis cantidad de notas”, explica Jara. Es decir, evaluar es mucho más importante que calificar.

4.- Innovar e incluir las áreas “menos importantes” del currículum: muy probablemente, las clases ya planificadas no podrán aplicarse tal cual. Sin embargo, se pueden rediseñar metodologías, realizar clases conjuntas, mezclar cursos y trabajar dos o más docentes por sala, entorno a objetivos definidos y diseñados previamente. Además, “considerar que aprender artes y tecnología es igual de importante que Lenguaje y Matemáticas”, destaca Loreto.

Por último, Jara reflexiona: la recuperación de clases es una oportunidad para enseñar y aprender colaborativamente. “Esperamos se aproveche de la mejor manera y que los niños, niñas y jóvenes se beneficien de este proceso”.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

 

.