Piden a Bachelet no ceder a presión de industria alimentaria y proteger salud de los niños

martes 21 de octubre 2014
|

IMG_1496Parlamentarios, doctores expertos en nutrición y representante de los consumidores crearon un Frente Amplio para no modificar el reglamento de etiquetados de alimentos pues permite saber qué se está ingiriendo.

El senador Guido Girardi y el diputado Marco Antonio Núñez, presidentes de las Comisiones de Salud del Senado y de la Cámara; junto al senador Fulvio Rossi; al doctor Ricardo Uauy, premio nacional de Medicina; la doctora Cecilia Castillo, especialista en Nutrición y Salud Pública; el doctor Jaime García, presidente de la Sociedad Chilena de Nutrición; el alcalde Gonzalo Navarrete, representante de la Asociación de Municipalidades; Stefan Larenas, presidente de Odecu; y Esteban Maturana, presidente de Confusam, conformaron este martes un Frente Amplio en defensa de la nueva Ley de Etiquetado de Alimentos llamando al Gobierno a no ceder ante el lobby de la industria y a priorizar la salud de las personas para combatir los altos índices de obesidad que hoy existen en Chile.

“Hemos visto una arremetida brutal de las empresas de alimentos que buscan impedir el derecho a saber de las personas que la nueva ley de rotulado asegura. Con el actual etiquetado, el mismo que la industria propone mantener –el GDA-, nadie puede entender, por ejemplo, que un cereal Nestlé (Zucosos) tiene 38% de azúcar. Si los padres supieran esa información, seguramente no comprarían estos productos que les dan a sus hijos y obligarían a Nestlé a reducir los nutrientes críticos”, aseguró el senador y médico Guido Girardi, uno de los autores de la ley de etiquetado de alimentos

Por su parte, el diputado Marco Antonio Núñez anunció que la Comisión de Salud de la Cámara citó la subsecretaría de Economía a la próxima sesión “para que expliquen al país por qué se defiende la postura de las empresas, quienes se niegan a terminar con este etiquetado que nadie entiende y reemplazarlo por uno que pueda ser leído por todos”.

“El objetivo de la ley es disminuir la obesidad infantil y todos los daños que esto conlleva. Pero nos hemos encontrado con la dolorosa sorpresa que esta grave situación de salud está siendo puesta en un segundo plano para privilegiar aspectos económicos”, dijo Fulvio Rossi, integrante de la Comisión de Salud del Senado.

El doctor Ricardo Uauy, experto en Nutrición y premio nacional de Medicina, señalo que el actual rotulado (GDA) que las empresas pretenden mantener “es un engaño.. cuando yo no puedo leer esto y hacer sentido de la cantidad de azúcar que contiene el producto, es un sinsentido y obviamente los consumidores deberían premiar a los productos que cumplen con la ley para que empiecen a modificar lo que venden. No estamos contra el negocio en sí, estamos contra el negocio que afecta la salud de las personas”.

Uauy insistió que “el rotulado que hoy se ocupa no sirve para nada, es confuso y desorienta. Además se necesitas una lupa para verlo. Hay barras de cereales que llegan a tener 120 calorías, es decir ¡seis cucharadas de azúcar! lo que es tremendamente dañino para la salud, pero eso la gente no lo sabe. Ahí radica la importancia de un rotulado claro y preciso que informe de estas cantidades”, aseguró el doctor Jaime García, presidente de la Sociedad Chilena de Nutrición.

La doctora Cecilia Castillo llamó al Gobierno a “no tranzar aspectos de salud pública por presiones empresariales” y agregó: “Chile tiene un 25% de niños obesos, y muchos de ellos sufrirán en su etapa de adulto joven con enfermedades de riesgo asociadas. Urge hacer algo”.

Por su parte, Stefan Larenas, presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu), mencionó que “en los estudios que hemos realizado hemos demostrado que hay alimentos para ricos y otros para pobres. Coincide que los cereales más baratos son los peores y más dañinos para la salud. Eso lo industria lo sabe y no ha hecho nada para igualar la cancha. Por ende, como representante de los consumidores defendemos el derechos que tenemos, al menos, a estar informados a la hora de comprar un producto, sobre todo si éste es un alimento que incide directamente en nuestra salud”.

“El gasto en salud pública para atender problemas derivados de la obesidad es de cientos de millones de dólares anuales. Debemos ponerle freno a esto con una política de salud pública clara y potente que permita informar a las personas lo que está consumiendo. Por eso pedimos que esta ley se respete en su letra y espíritu”, mencionó Esteban Maturana, presidente de Confusam.

Comparte:

Comentario

Juan Carlos

Si es un aporte , y mejor por la formación de un Frente de ciudadanos y parlamentarios. Aquí se puede ver el daño que puede hacer el Lobby de las transnacionales, Nestlé ha causado mucho daño en todo el mundo,para mi es un. Buen punto de partida para nuevas luchas por la salud del pueblo, bastante Tardía para ser exacto, el Estado pierde muchísimo dinero en recuperar la salud que se podría prevenir con información y reglas más duras

sábado 15 de noviembre 2014 a las 01:13
1

Los Comentarios se han cerrado.

 

.