Salud y Sociedad

Todas somos Nabila (Pero nadie quiere serlo)

Hace menos de 1 minuto
|
por Editor
  El caso de una joven brutalmente golpeada en Coyhaique, ocurrido en junio pasado, puso de nuevo en los medios y con toda la fuerza, la necesidad de apurar la legislación para lograr la equidad de género en un país que tiene una mujer en la Presidencia, pero donde la participación femenina en política es escasa, existe una brecha salarial importante entre ambos géneros y una de cada tres mujeres dice haber sufrido algún tipo de violencia en su vida. Este artículo repasa las cifras, que a ratos escandalizan, pero también las acciones realizadas desde el Estado y las ONG para imponer los temas en la agenda, cambiar los comportamientos y enfrentar un problema que es cultural. Muestra, asimismo, la fragilidad del entramado, que permitió que en solo 4 años de un gobierno que se desentendió del tema, Chile bajara más de 30 puestos en el ranking de equidad de género que elabora anualmente el Foro Económico Mundial. En 2016, tras el ataque a Nabila Rifo, Michelle Bachelet sostuvo que “en Chile ya no hay espacio para los cobardes que atacan a las mujeres”. La creación de un ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, así como otras iniciativas legales, como la capacitación a funcionarios públicos, serían la manera en que el Estado intenta mejorar las cifras y hacer un mejor país, para hombres y mujeres.

Por Montserrat Martorell

Ver Noticias Anteriores