Rancagua crea el primer barrio gastronómico de la región

jueves 13 de abril 2017
|
por

Gracias a un proyecto de la Universidad del Pacífico los dueños de restaurantes del casco histórico de la ciudad, se están organizando para desarrollar este circuito culinario y atraer más turistas a la capital regional.

Rancagua ofrece un interesante legado histórico-cultural, sus rincones y calles marcan la historia de la ciudad. La Casa del Pilar de Esquina es un claro ejemplo de ello, cuyos antecedentes de construcción datan de 1780, o la recién restaurada Iglesia de La Merced, que sirvió de refugio a las tropas patriotas en la Batalla de Rancagua. Esto sumado a los distintos restaurantes que conviven en las principales calles del casco histórico, ofreciendo gastronomía típica de la zona huasa, convierten actualmente al centro de Rancagua en un destino atractivo para cualquier turista.

Sin embargo, la ciudad no ha logrado convertirse en un punto turístico consolidado. De hecho, el último reporte del Instituto Nacional de Estadísticas sobre la región, reveló que el sector turismo durante el verano pasado marcó una estrepitosa caída en O’Higgins. Según el informe, en febrero la región marcó la variación anual más baja del país con 10 mil turistas menos en relación al mismo mes del año pasado, y una caída en las pernoctaciones del 25%.

Aunque esta baja mensual se relaciona directamente a los incendios forestales que sufrió la región, esta problemática no corresponde a un hecho aislado. La región de O’Higgins, históricamente, ha tenido cifras turísticas bajas en comparación a las regiones cercanas.

Por estas razones, es que la Universidad del Pacífico junto al apoyo del Gobierno Regional de O’Higgins, está ejecutando un proyecto que busca promover el fortalecimiento de la Agrupación de Empresas Gastronómicas del Centro Histórico de Rancagua, desarrollando el barrio bajo un proceso de innovación que permita a los empresarios mejorar su articulación con el mundo público y privado, implementando actividades para dinamizar sus redes de colaboración, transferencia tecnológica y comunicacionales.

“Hemos descubierto que en el casco histórico de Rancagua hay una gran oferta gastronómica que pasa desde la comida típica chilena, hasta restaurantes que están apostando por la comida internacional y también existe una gran diversidad de eventos culturales. Con la creación de este barrio queremos que se produzca el encadenamiento productivo desde la capital de la región y permee a las otras comunas, donde todos trabajan en pro de un objetivo común y donde todos se ven beneficiados”, comenta Alejandro Moreno, Coordinador del proyecto.

Para lograrlo, la iniciativa contempla distintas capacitaciones y actividades para los empresarios gastronómicos, tales como: escuelas de innovación, gestión de programas, panoramas, agendas y eventos culturales, capacitaciones relacionadas al servicio al cliente y calidad, entre otras. “Queremos implementar nuevas prácticas y competencias gastronómicas de acuerdo a las tendencias vanguardistas de consumo, tanto en la formulación de sus preparaciones, como en la gestión de satisfacción de sus clientes”, comenta Moreno.                     

Julio Méndez, dueño y chef del restaurante Comedor Popular, señala que: “Estamos esperanzados con este proyecto, ya que hemos logrado unirnos como un barrio gastronómico y estamos dejando de funcionar de manera personal e independiente, ahora lo haremos a través de un bloque. Sabemos que esta idea se ha podido ejecutar en otras ciudades del mundo como también en Santiago y han funcionado muy bien”, indicó.

Durante la ejecución del proyecto, los beneficiarios aprenderán a formular y planificar una agenda conjunta de eventos para maximizar la demanda de sus empresas. Se realizará una pasantía nacional e internacional, donde se llevará a los empresarios a conocer modelos exitosos en el desarrollo de territorios reconvertidos en concurridos barrios de índole gastronómica, cultural y patrimonial. Se lanzará una Mini Guía gastronómica con la oferta de los empresarios, se desarrollará la página web del barrio y un fanpage en Facebook y se implementará el logotipo del barrio en los restaurantes adheridos, entre otras acciones.

Se espera que el proyecto financiado por el Gobierno Regional de O´Higgins a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, contribuya a impulsar el crecimiento de la industria turística de la región y que Rancagua utilice su gastronomía como una ventaja competitiva, generando una situación provechosa para los empresarios turísticos. 

Comparte:

No hay comentarios

Leave a comment

.

 
 

 
.