El hombre de acero: el mito vuela nuevamente

martes 18 de junio 2013
|

ManofSteel 1Man of Steel es una película que a pesar de las dudas respecto de las variaciones introducidas a la historia original, es una adecuada manera de dar a conocer a las nuevas generaciones este clásico de la cultura popular norteamericana, especialmente por el buen despliegue visual.

Comentario de Sergio Martínez (desde Montreal, Canadá)

Desde la antigüedad los mitos han sido contados una y otra vez. Siguiendo esa tradición Man of Steel (Hombre de acero) dirigido por Zack Snyder pone en la pantalla una narración actualizada de los orígenes de Superman conservando la idea básica pero introduciendo algunas importantes variaciones —un golpe militar dirigido por el general Zod poco antes de la destrucción del planeta Kriptón— y recurriendo extensamente a los efectos visuales que por lo demás encajan bien en el formato 3D del film.

Superman es por cierto uno de los más grandes mitos de la cultura popular norteamericana, el primer relato de su origen se hace en el número uno de la revista de historietas Action Comics de junio de 1938. La misma historia fue recontada en la serial de los años 40 y posteriormente en la exitosa versión de 1978 que dirigió Richard Donner y que marcó el debut de Christopher Reeve en el rol del súper héroe.

Ahora al evaluar esta nueva versión de los orígenes de Superman uno debe enfocar dos aspectos principales: cómo se presenta el mito en términos de la trama misma, la capacidad de la narrativa de introducir al espectador en la película, y cómo la historia se concreta en términos de la actuación, fotografía, efectos visuales, música, etc.

En relación al primer aspecto aunque las bases de la historia están allí, en Man of Steel hay más énfasis sobre las dificultades que Superman (Henry Cavill) enfrenta como alguien que ha crecido en la ficticia Villachica, y que enfrenta también el riesgo de ser discriminado por sus extraños poderes.

En su etapa infantil (Cooper Timberline lo encarna a la edad de 9 años y Dylan Sprayberry lo hace cuando tiene 13) Clark Kent ya ha experimentado situaciones complicadas y sus padres adoptivos Jonathan Kent (Kevin Costner) y Martha (Diane Lane) quieren protegerlo de quienes pudieran verlo como “bicho raro”. De algún modo este es un comentario sobre las actitudes prejuiciadas que la mayoría de los estadounidenses tienen en relación a quienes son o actúan de manera diferente. Hay sin embargo un aspecto que aquí es casi por completo abandonado, el de la secreta doble identidad Clark Kent-Superman, en los hechos Lois Lane (Amy Adams) conoce el secreto, esto le roba a la historia uno de sus elementos semi-cómicos: Clark Kent el reportero que oculta su otro yo por el simple expediente de llevar anteojos.

ManofSteel 3

Lois Lane (Amy Adams) no mayormente relevante en la historia

La ya mencionada variación de la historia aunque de alguna manera cambia las circunstancias de la destrucción de Kriptón, por otro lado se transforma en un aspecto esencial de la trama, ya que ello desencadenará un conflicto de proporciones épicas, cuando el general Zod (Michael Shannon) y sus seguidores, en especial su lugarteniente Faora (Antjie Traue) desciendan sobre la Tierra para exigir que le entreguen a Kal-El (el nombre dado a Superman-Clark Kent en su nativo Kriptón) e intenten cumplir una misión que pondrá a Superman en un difícil dilema.

En cuanto al segundo aspecto, Man of Steel es una convincente película de acción, el despliegue gráfico de la destrucción de Kriptón y especialmente las escenas de combate entre Superman y sus enemigos son impresionantes y realistas, lo que la filmación en 3D acentúa aun más. El británico Cavill por otro lado, presenta un interesante perfil de Superman, diferente de la imagen más lúdica que ofrecieron Reeve o Brandon Routh, que encarnaron al personaje en filmes anteriores. Cavill, el primer no-estadounidense en representar al emblemático súper héroe, le da un carácter más enrabiado y fiero al personaje. Amy Adams en el rol de Lois Lane sin embargo no logra darle al personaje las características inquisitivas y la temeridad casi irresponsable que le dio Margot Kidder en las primeras películas, una lástima considerando que Amy Adams es en verdad una actriz talentosa, pero en este caso su rol es muchas veces un agregado, alguien “que tenía que estar allí” pero que no agrega gran cosa. Además—aunque esto puede ser efecto de la 3D—la actriz ni siquiera aparece muy atractiva y hasta parece haber ganado peso. Otro aspecto que uno echa de menos: falta una música incidental como la que pusiera tan brillantemente el compositor John Williams en la versión de 1978. En contraste, la música que en este film compuso Hans Zimmer es totalmente olvidable.

ManofSteel 4

Superman aprestándose a un duelo definitivo con el villano Zod y sus secuaces

Man of Steel es una película que a pesar de las dudas respecto de las variaciones introducidas a la historia original, es una adecuada manera de introducir a las nuevas generaciones a este clásico de la cultura popular norteamericana, especialmente por el buen despliegue visual; en cuanto a las generaciones mayores, esta versión vale la pena verla por lo que decíamos al comienzo: siempre es interesante ver diferentes versiones de un viejo mito.

SÚPER-HÉROE ES EN REALIDAD MENOS AMERICAN DE LO QUE SE CREE

Superman ha sido a menudo retratado como la quintaesencia de lo que Estados Unidos representa y como un emblemático defensor del American Way of Life. Esa noción de algún modo se mantiene hacia el final de este film también. Paradojalmente sin embargo, quien concibió gráficamente al personaje no fue un estadounidense sino un canadiense, Joe Shuster quien había nacido en 1914 en Toronto y se había trasladado a la edad de 10 años junto a su familia a Cleveland donde había conocido a Jerry Siegel, el autor del guión de Superman cuando ambos estudiaban en la escuela secundaria local. A su vez los dos eran judíos cuyas familias habían emigrado a Norteamérica desde Europa oriental. Y si uno quisiera ser más quisquilloso y aplicar las leyes migratorias de la manera estricta como algunos abogan en Estados Unidos, Superman mismo ni siquiera sería un real American sino literalmente un “alien” llegado ilegalmente no sólo de fuera de las fronteras de Estados Unidos sino de fuera del planeta. Pero claro está, uno tendría que esperar mucho tiempo antes que los celosos guardias de la “migra” tornen su atención sobre el súper héroe que en verdad sería un “súper indocumentado”.

TODO EMPEZÓ EN CUADRITOS

SupermanActionComics1Aunque para gran parte de la gente la imagen de Superman es la que han provisto los filmes hechos a finales de los 70 al que se viene a sumar esta nueva versión en la pantalla, el icónico súper héroe—el primero en la historia de la cultura popular—nació en 1938 como personaje de historieta. Este género de las tiras cómicas como también se lo llama fue por mucho tiempo mirado en menos, como una manifestación de consumo masivo sin mayor valor artístico cuyos creadores no eran mayormente valorados. Los propios autores de Superman recibieron como pago por la venta de sus derechos al personaje la magra suma de 130 dólares por parte de la compañía que editaba Action Comics y que eventualmente pasaría a ser el moderno conglomerado mediático que hoy es DC Comics. Las cosas han cambiado ahora y al género de la historieta se la cataloga hoy como el “octavo arte”. Pero esto es algo relativamente reciente.

En los años 40 y 50 Superman llegó también a las ondas radiales (“más rápido que una bala…” anunciaba el locutor) y al cine en la forma de ese género hoy extinguido que era la serial: películas desarrolladas en episodios cada uno de los cuales finalizaba en una instancia de suspenso que se dilucidaría en el siguiente, para lo cual—muy astutamente—los cines aseguraban una masiva presencia especialmente de niños para la matinée del domingo próximo. También hubo versiones de Superman en dibujos animados y varias series televisivas. En 1988 cuando el personaje celebró 50 años el American Museum of History de la Smithsonian Institution en Washington le dedicó una exposición especial. Por cierto no ha escapado a los productores del nuevo film que este 2013 el personaje ha cumplido 75 años. Y por cierto aun volando muy bien y sin perspectivas de jubilarse, después de todo además de entretenimiento es fuente de grandes utilidades como seguramente lo demostrará esta nueva película.

ManofSteel 2

En esta versión hay hasta un golpe militar en Kriptón, el villano es el General Zod (Michael Shannon)

Comparte:

No hay comentarios

Leave a comment

.

 
 

 
.