Diputado Aguiló: “los jueces no son una República Independiente”

jueves 17 de noviembre 2016
|
por

portada-sergio-aguiloFrente a la declaración de la Asociación Nacional de Magistrados rechazando la medida del Ejecutivo y del Parlamento en orden a dejar sin reajuste los salarios públicos sobre los 4 millones 400 mil pesos mensuales líquido, el diputado de la Izquierda Ciudadana calificó de indignante dicha declaración por ponerse al margen de la Constitución y por importar una actitud en extremo individualista y anti solidaria.

Según explicó el parlamentario “los jueces le restan atribución al Congreso Nacional para legislar sobre la totalidad de los funcionarios del Estado, atribuyéndose una calidad que ni la Constitución ni las leyes les otorgan. Resulta impactante que profesionales abogados, se supone estudiosos del derecho, pretendan señalar que la separación de poderes del Estado le impediría al Congreso Nacional legislar sobre las remuneraciones de todo el sector público, incluida la judicatura”, señaló Aguiló.

Del mismo modo, el parlamentario agregó que “resulta particularmente indignante la falta de comprensión de dichos jueces sobre la realidad económica del país, y las restricciones que esta impone, obligando al Ejecutivo a reajustar en un 6% los salarios de auxiliares técnicos y administrativos, y en un 3,2% el resto de las remuneraciones del sector público hasta las rentas de 4 millones 400 mil pesos líquido”.

“Ante tanta ignorancia y falta de comprensión de la realidad, no aceptamos el chantaje de los jueces y le pedimos encarecidamente al Ejecutivo no enviar el veto exigido por los jueces, ellos no son una República Independiente”, enfatizó el parlamentario.

Incluso Aguiló aseguró que la bancada del Partido Comunista y la Izquierda Ciudadana insistirá ante la Presidenta de la República en disminuir un 30% las remuneraciones de los directivos más altos del Estado, entre ellos, los de Senadores y Diputados; los de Ministros y Subsecretarios; y de los integrantes de la Corte Suprema al menos.

“Chile no resiste más la realidad que muestra a un Ministro de la Corte Suprema, a un Secretario de Estado, o a un Diputado o Senador ganando 9 millones 300 mil pesos bruto, y en el otro extremo, a un humilde auxiliar de la administración del Estado ganando 250 mil pesos mensuales. La diferencia son 37 veces, y esta diferencia no existe en otro país del mundo. Tamaña aberración, es la que principalmente explica la profunda irritación que embarga a la inmensa mayoría de los funcionarios públicos del país” finalizó Aguiló.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

Columnas

.