Alejandro Navarro: “Quienes enferman de forma terminal deben tener el derecho a morir dignamente”

martes 13 de octubre 2015
|
por

navarroEl senador del MAS señaló que “la muerte asistida es algo necesario para quienes están cerca de fallecer, puesto es más humano que mantenerlos vivos a toda costa mientras siguen sufriendo sin sentido. “En el país democrático por excelencia, Suiza, la muerte asistida es legal desde 1941”, agregó.

Recalcando que “la sociedad necesita tener en claro que la muerte asistida no es lo mismo que la eutanasia”, el senador Alejandro Navarro se refirió al Proyecto de Ley de su autoría que establece el derecho a la muerte digna (del año 2006), y que se fusionó con el que modifica el Código Sanitario para regular la eutanasia (del año 2014), y que se debate hoy en el Senado.

De acuerdo al parlamentario, “en tiempos en que se hace cada vez más necesario para una sociedad desarrollada y democrática el regular el derecho a la muerte digna, surgen aun las voces contrarias puesto confunden la eutanasia con la muerte asistida”.

“La eutanasia”, explicó, “es el acto de deliberadamente terminar la vida de una persona para aliviarla del sufrimiento. Por ejemplo, si un médico o enfermero inyectase una droga en el torrente sanguíneo de quien desea morir o si dejasen de administrarle los medicamentos que lo mantenían vivo”. “La muerte asistida en cambio, se diferencia en que aquí la persona que desea morir es apoyada con lo necesario en el proceso, con la prescripción de un medicamento o la preparación de una jeringa con la dosis letal, pero es el mismo individuo quien se automedica, terminando con esto su existencia”, aclaró Navarro.

Para el senador por la Región del Biobío, “es por esto que hemos presentado el Proyecto de Ley que busca que quienes enferman de forma terminal, tengan el derecho a morir dignamente, siendo asistidos en la preparación de su deceso, pero que a fin de cuentas, sea una decisión y una acción tomada por los mismos individuos”.

Con respecto a quienes no puedan tomar la decisión debido a sus condiciones físicas o psicológicas, Navarro señaló que “en ese caso, será la familia quien pueda decidir por quien está sufriendo sin sentido y de esa forma poder terminar no solo con el padecimiento de quien está enfermo, sino que también con el dolor que deben vivir todos quienes lo rodean”.

Experiencia internacional

Según el senador del MAS “en el mundo hay pocos países donde la eutanasia o la muerte asistida son legales. La primera está permitida en Holanda, Bélgica, Luxemburgo y 5 estados de Estados Unidos”.

“La muerte asistida por su parte, es una realidad en Alemania, México y Suiza. Y es en este país, la democracia moderna por excelencia, donde se practica desde 1941, puesto los ciudadanos helvéticos entendieron hace decenios que la facultad para morir dignamente debe ser un derecho, al igual que el derecho a la vida”, indicó el legislador. “Más aun”, Navarro prosiguió, “en dicha nación existen dos instituciones de larga data, Exit y Dignitas, una enfocada en los mismos suizos y otra en los extranjeros, a fin de asistirlos en el proceso de tener una muerte digna, cuando tienen enfermedades terminales y no quieren seguir sufriendo”.

“Este proceso debe ser sin duda evaluado por profesionales a fin de establecer claramente que la persona en cuestión tiene una enfermedad terminal y que es mejor un deceso que mantenerla viva a toda costa, a punta de máquinas y/o drogas y sin tener conciencia siquiera”, agregó el parlamentario.

“Y es en esta experiencia internacional junto al clamor ciudadano”, continuó, “en lo que nos basamos, para que los chilenas y chilenas que lamentablemente sufran una afección de carácter terminal, puedan decidir por ellos mismos el optar a muertes asistidas, muertes dignas, a fin de que puedan entonces dejar de sufrir y logren descansar en paz”.

“Porque es menester que se transforme en un derecho esencial, necesitamos aprobar este proyecto a la brevedad”, finalizó Navarro.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

Columnas

.