La Dina de Contreras espió a Jaime Guzmán

martes 7 de septiembre 2010
|
por

 EL MEMO DE 1976

“Se puede decir, entrando en materia que Guzmán es un individuo brillante por su inteligencia y por la concepción tan clara de las debilidades de nuestro gobierno, lo que le permite jugar en forma maquiavélica con organismos, personas tanto en el nivel nacional como internacional, profundizando estos conceptos de política nacional, es un tablero de ajedrez para este individuo, donde maneja desde su-Excelencia el Presidente de la República aunque él crea lo contrario”, así iniciaba el memorandum secreto de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), del 3 de noviembre de 1976, su análisis sobre el fundador de la Unión Democrata Independiente (UDI).

El documento, entre otras cosas, trataba de establecer un organigrama de las organizaciones, tanto políticas como religiosas o medios de comunicación, que eran controladas por Guzmán y que, según el informe de la DINA, no perseguía “destruir a las Fuerzas Armadas que podría decirse que son el Estado, pero eso sí, desplazar al gobierno (vale decir general Pinochet y miembros de la Junta), para ubicarse ellos físicamente en ese puesto, desde luego con el apoyo de las Fuerzas Armadas”.

El grupo, que según la DINA, pretendía remover a Pinochet estaba liderado por Guzmán y el ex mandatario Jorge Alessandri, en ese entonces presidente del Consejo de Estado. Sus reuniones se efectuaban en el departamento de este último, en la céntrica calle Phillips o en la Viña Cousiño Macul lugar donde, según el informe, “concurre la élite de lo que dice llamarse aristocracia de Chile. Otros puntos de encuentro eran las oficinas de Enrique Campos Melendez, Alvaro Puga y Gastón Acuña, todas ellas en el edificio Diego Portales.

Los ámbitos de influencia de Guzmán, decía la DINA, era el ya nombrado Consejo de Estado que presidía Alessandri, la comisión de Reforma Constitucional, la Dirección Nacional de Comunicación Social (Dinacos), los canales 7, 9 y 13, los diarios El Mercurio y El Cronista, la Secretaría Nacional de la Juventud y de la Mujer, la agencia de noticias Orbe, Pro-Chile, el Partido Nacional y la DC, la Sofofa, la Sociedad Nacional de Agricultura, el Movimiento de Unidad Nacional, la UC, el Frente Juvenil de Unidad, el Poder Judicial, la Colonia Dignidad, la CIA y las Fuerzas Armadas. En estos tres últimos frentes, según el documento, el contacto se había producido a través de Federico Willoughby.

El informe concluía que el grupo, liderado por Guzmán y compuesto por periodistas, políticos y economistas, no eran “adeptos al Gobierno” aunque sí lo parecían, querían el control civil del aparato estatal y pretendían que las Fuerzas Armadas volvieran a sus cuarteles.

Comparte:

Comentarios (2)

Sr. Director:

Después de saber que el ex ministro Francisco Javier Cuadra le entregó detalles de las rutinas del Senador Guzmán ese mismo lunes al General (r) Ballerino, y éste a su vez transmitió esa información al General (r) Ramírez Rurange, y después de leer las declaraciones de Villanueva, me pregunto si la Dine del Ejército pudo estar implicada en este crimen, como lo estuvo en otras acciones secretas de aquellos años, como la salida clandestina del país de Eugenio Berríos, quien era requerido por la justicia estadounidense en relación al crimen de Orlando Letelier.

miércoles 8 de septiembre 2010 a las 21:01
1
Gonzalo Chavez

Guzman y Contreras, tal vez buscaban modelos distintos de entronizar la Dictadura, pero fueron las dos caras de una misma moneda. Contreras hacía el trabajo sucio, pero necesario para implementar las ideas políticas de ese Goebels versión chilensis que fue el ideologo del regimen delincuencial y genocida de Pinochet. Contreras no solo espió a Guzman, sino que a un número indeterminado de opositores y adictos a la Dictadura, ya en dependencias de la Colonia Dignidad se encontró material,acerca de, entre otros, de Guzman.
De otra parte, la mediatica reaparición del caso Guzman, ya investigado y resuelto, resulta más que un volador de luces, es la forma de poner telón de fondo a la discusión de dos temas preclaros para la Derecha extremista a la que pertenecieron los dos sujetos del artículo, Contreras y Guzman. Ncesario es revivir estos temas cuando se discute laslimitaciones a la Justicia Militar y a la Ley antiterrorista del Terrorista Pinochet ( de ahí las apariciones de Cristi, Ulloa y Cardemil……era que no¡).
Asimismo, el tal comandante “Ramiro”, un resistido “lider” del Frente Patriotico, cuyo nivel político esta parejo con el de la sra. Cristi, busca por la vía de tirar datos a la chuña volver a Chile, ya que en Brasil esta preso en condiciones francamente malas, y por ello, tal vez, podría no ser tan cuestionable su dichos en la entrevista de Chilevisión. Sin embargo, es evidente, que el asesinato de Guzman no dió ni un sólo redito al Frente y demostró la falta absoluta de analisis político de quienes llevaron adelante esa acción.
En fin, puros testaferros y embusteros, Norambuena, Cuadra, Contreras y Guzman………….todos con credibilidad igual a cero.

jueves 9 de septiembre 2010 a las 01:38
2

Los Comentarios se han cerrado.

Columnas

.