Declaración judicial íntegra de Jaime Guzmán sobre las violaciones a los DDHH, la DINA y la dictadura militar

sábado 11 de septiembre 2010
|

En conocimientos de los graves hechos por Ud. relatados ¿Los puso en conocimientos de algún tribunal?

De todo lo descrito se desprende mi preocupación por superar los problemas de derechos humanos vividos en una etapa difícil del país y mi convencimiento de que la acción de la DINA bajo la conducción del General Contreras no daba garantías suficientes para hacer exigible alguna acción mía frente a un Tribunal, por lo que no estimé que me correspondiese hacer denuncias ante los Tribunales, creo que mi situación no difiere de la de cualquier chileno bien informado ya sea por su vinculación con el gobierno o con organismos ajenos o contrarios al gobierno que tampoco lo hicieron. Para evaluar tal actitud debe tenerse presente que las facultades para detener por estado de sitio no están sujetas a la calificación por los Tribunales de Justicia en cuanto al mérito de los fundamentos de hecho en virtud de los cuales la autoridad administrativa las adoptaba. En cuanto los casos que finalmente han resultado configurando fenómenos de los desaparecidos, creo que mis respuestas anteriores en cuanto a la gradualidad con que esta realidad fue progresivamente configurándose, explica que no se tratara de delitos que en su inicio tuviesen nítidamente ese carácter.

Por último creo del caso tener presente que a partir del 11 de marzo de 1978 entró en vigencia la Ley de Amnistía para los hechos ocurridos antes de esa fecha. Concretando aún más la respuesta, en todos los casos que recuerdo en que fue solicitada mi colaboración por los familiares de los afectados estos ya habían interpuesto las acciones que estimaban pertinentes ante los Tribunales de Justicia, según me lo manifestaban.

¿Dio a conocer  estos atropellos al Presidente Pinochet, al General Leigh o a la Junta de Gobierno?

Del tenor de mis declaraciones se desprende mi conocimiento y convicción de un cuadro anómalo en cuanto a la seguridad de las personas, propio de una situación de guerra civil y de sus secuelas, cuyas responsabilidades corresponden fundamentalmente a quienes generaron ese cuadro desde el gobierno anterior.

También queda claro de mi apreciación de que en la difícil tarea de conjurar las secuelas de esa guerra civil larvada, era menester desplegar una activa labor para evita que los organismos de seguridad se excedieran en esa lucha anti-subversiva hasta los límites que la ética y jurídicamente no fuesen admisibles, como desgraciada pero habitualmente ocurre en situaciones sociales de esta naturaleza. Sobre ese tema conversé en diversas oportunidades con el Presidente Pinochet y el General Leigh y a tal objetivo se dirigieron todos mis esfuerzos para ir dictando progresivamente normas jurídicas que encauzaran el proceso dentro de los marcos que hicieran más difícil los abusos o desbordes de los organismos de seguridad.

En caso afirmativo ¿qué actitudes o reacciones hubo de aquellas autoridades?

Siempre percibí una voluntad favorable para impulsar esa normalización institucional al que me acabo de referir.

¿Es la DINA, la única responsable de las desapariciones de personas?

No estoy en condiciones de contestar en forma precisa la pregunta, pero me remito a mis respuestas anteriores en cuanto a que entiendo a que no ha sido la única entidad o autoridad que estuviese ligada a estos hechos.

¿Cómo explica Ud. que las máximas autoridades del país hayan -hasta ahora desconocido la problemática de los detenidos desaparecidos?

Esa creo que es una pregunta de naturaleza netamente política sobre la cual no estimo que deba expresar opiniones en este proceso.

¿Qué significado o interpretación tienen sus palabras cuando dice “una persona no puede ser responsable de lo ocurrido”?

Me referí a que la adhesión a un gobierno debe asumir responsablemente el conjunto de lo que la acción de ese gobierno representa para el país, ponderando los aspectos positivos y negativos en los diversos ámbitos de su gestión. Una actitud políticamente responsable exige esa ponderación, al revés de quienes pretenden participar en los gobiernos remitiendo su respaldo sólo a determinadas áreas del que hacer gubernativo y eludiendo evaluar las restantes para formarse ese necesario juicio de conjunto. Lo señalado en ningún caso implica desconocer la evidencia de que una persona pueda respaldar a un gobierno juzgando negativamente alguna de sus actuaciones. Por el contrario, de lo que se trata es de de hacer un balance ecuánime del conjunto de su gestión, asumiendo el conjunto de su obra según el juicio de ese balance le merezca a cada cual.

¿Se siente Ud. responsable de lo ocurrido en materia de los Derechos Humanos, en los fusilamientos y desapariciones?

No me siento en absoluto responsable de lo ocurrido en los derechos humanos, sino que tengo la íntima satisfacción moral ante Dios y ante mi conciencia de haber realizado todo lo que ha estado de mi alcance para que esa situación vivida por Chile sea superada con los menores dolores posibles y del modo que brinde una mayor estabilidad y paz a nuestra convivencia actual y futura.

Explique su expresión en la charla en la residencial Universitaria en cuanto a que “los civiles que estábamos en el gobierno nos dimos cuenta que el régimen militar era un caballo chúcaro y desbocado al que había que ponerle freno para que no cometiera más violaciones a los derechos humanos”.

Puedo señalar lo siguiente, aunque creo no haber usado textualmente los términos que la publicación de “Análisis” me atribuye: no estaba aludiendo al gobierno militar, sino más específicamente a la necesidad de encausar la acción de sus servicios de seguridad que, en situaciones de secuelas de guerra civil de lucha anti-subversiva y anti-terrorista, tienen la inclinación a exceder los marcos éticos en que debe desenvolverse su acción. Enmarcar la acción de esos organismos dentro de parámetros que combinen la eficacia con su respeto a normas éticas y legales adecuadas, constituye unos de los desafíos más difíciles, pero ineludibles en el mundo contemporáneo, máxime cuando una nación atraviesa por situaciones de aguda anormalidad cívica.

Comparte:

Comentarios (27)

Erica Solange Scheller

El dia en que los Gobernantes de Chile, se den cuenta que en la Argentina esta el centro de quienes comandan los Derechos Humanos de toda America Latina o de toda la region de America del Sur, sera cuando realmente se interesaran por ver la realidad de lo que esta sucediendo con mas de 900 militares Presos Politicos, quienes se estan muriendo en el abandono de la Asistencia Medica, y el cumplimiento a las leyes Prcesales, en los tiempos en que se han extendido las detenciones de los militares que poco a poco van agonizando en una muerte inducida por el mismo Tribunal de la Corte Suprema de Justicia quien hasta el dia de la fecha no se ha expedido en la reslucion que efectuo en el años 2008, donde la Sala N II, de la Camara de Casacion en lo penal dicto como fallo la liberacion de algunos militares que permanencian mas tiempo detenidos que lo que la ley dice, lo que seria hasta el dia de hoy y siendo que algunos en la larga espera se han muerto sin que sus libertades sean respetadas en el mas minimo respeto al derecho humano, del cual ellos no tienen, por el sol hecho de ser militares, deberan padecer toda tortura que el Estado desee realizar con ellos, dejandolos sin tener derecho a la salud, ya que mas de 116 han de ser los casos de muertes en estos ultimos años, donde fueron trasladados de unidades militares para ser llevados a ls Servicios Penitenciarios de las Carceles Comunes, donde veran sus dias en las sombras de una muerte repentina, por varios rblemas de salud, algo que varia en cada hombre, Cancer, Coronarios, Diabetes cn estado peleigros, hemiplegico por tener un ACV accidente cerebro vascular,Ceguera, Alzheimer, etc…
Las edades de quienes estan falleciendo son entre los que tienen 54 a 67 años, ya que son los que mas riesgos hoy tienen.
Los que tienen 70 años pueden gestinar la domiciliaria, pero no todos han sido respetados ante la ley.
Yo le aconsejo al Gobierno de Chile que la Argentina debe ser desenmascarada con esta farsa de los Derechos Humanos, los cuales ellos hoy los violan.
Si es que en verdad han de estar interesados en salir de esta union con los Derechos Humanos, deberian denunciar a la Argentina, mediante un informe, que ustedes pueden acceder a tenerlo, sobre la situacion de los militares en las carceles de todo nuestro territorio , ya que yo estaria dispuesta en darles informacion en que estados estan sometiendo a los Militares a que se mueran.
Yo soy hija de un presos politico que lleva siete años preso, el estado de salud de mi padre cada dia se complica mas, ya que el es Diabetico, y ha sido enfermo de Cancer, tiene presion alta, la uria esta un poco alta, y cada dia baja mas de peso, por no tener en su organismo un buen funcionamiento, el se encuentra en la carcel de Marcos Paz, viendo pasar sus dias en una carcel y una muerte que puede ser cualquier dia, hasta que su salud no pueda seguir resistiendo las torturas de la justicia, la cual tiene toda la responsabilidad sobre su vida.
Mi padre no fue juzgado esta procesado con prision preventiva, desde el 2003, su libertad la perdio desde esa fecha en septiembre de ese año.
Si estan interesados en que se les envie informacion sobre esto, ueden cmunicarse conmigo, un saludo Cordial de Erica Solange Scheller

ustedes no podran juzgar a ese profugo, porque desde argentina se monto el centro mas importante para seguir respaldando a los Terroristas.

sábado 11 de septiembre 2010 a las 05:44
1
Erica Solange Scheller

Son ustedes quienes deben denunciarlos a los Derechos Humanos, por no respetar en la Argentina el respeto fundamental que todo ser merece tener, que es la justicia, poder vivir en la verdad, y sobre todo tener asistencia en la salud, Denunciarlo en la ONU.
Vamos a ver si estos se haran tan los gallitos de no darles la extradicion de este profugo asesino del Senador.

sábado 11 de septiembre 2010 a las 05:48
2
Matias P. Kilpatay Ortiz

Doña Erica “Los canallas tambien envejecen” son criminales de lesa humanidad que no merecen ni un apice de misericordia,por que aún no se arrepienten de sus deleznables crimenes cometidos, cuando ostentaban todo el poder omnimodo, sobre la libertad,la vida y muerte de sus semejantes y actuaban de manera arrogante,prepotente. Se olvidaron que el tiempo pasa y que un dia sus crimenes tendrian que aparecer y responder por estos,nada se esconde bajo el sol!! cana efectiva para estos criminales “abuelitos” segun ud. emfermos… pero de perversos y criminales! ya tienen demasiados privilegios, que los presos comunes.

sábado 11 de septiembre 2010 a las 12:06
3

Con una retórica relevante,el ideólogo de la dictadura (como Primo de Rivera en España),se lava las manos frente al horror.Si el no sabía de los crímenes cometidos y de su desaparición (“NI MUERTO NI VIVO::::::”DESAPARECIDO”),sino que la supone…..es el lenguaje del diario de Agustín.”Supuestos” desaparecidos….era el tèrmino de los afines de la dictadura y que hasta hoy resuenan en la mente de los familiares de la dictadura como bofetada en el rostro de los deudos.

sábado 11 de septiembre 2010 a las 22:52
4
Diego Luna

En cuanto al comentario de la señora , todo detenido merece un debido proceso y un juicio justo sea en Chile o en Argentina , la única manera de que esto se haga Internacional es que se agote todas las medidas de jurisdicción interna ( llegar hasta a la corte suprema de justicia ) y que sea presentado dentro de 6 meses desde el ultimo recurso , es difícil que un estado presente una queja contra otra estado por que se complicarían mucho las relaciones diplomáticas, así que esa es la solución que tendría si no es escuchada por la justicia de su país

domingo 12 de septiembre 2010 a las 06:29
5
ignacio

No hizo nada sabiendo, lo que pasaba.

domingo 12 de septiembre 2010 a las 19:19
6
Luis

Doña Solange Scheller me ha hecho llorar.
Sin duda, estos pobres ancianitos ya no recuerdan a cuántos asesinaron. No los contaban – o eran algo así como los pescados en una excursión – no eran víctimas humanas.
…y los ancianitos ponían rock a reventar mientras violaban impunemente a las mujeres. Y apostaban y se drogaban y asistían a los eventos sociales a infundir respeto con esa mirada a lo John Wayne, y esos dulces abuelitos se aseguraban de andar bien apertrechados de balas. No fuera a faltarle el respeto un humanoide cuando se le aplicaba electricidad en los testículos.
¿ Quién es capaz de matar a un prisionero de un sólo golpe en las costillas ? Venía la apuesta.
-¡ Mira a tu hermana empelota ! Ya probó de lo bueno.Ja, ja, ja,-
Por eso hay que compadecerlos. Pero no perdonarlos.
“Con la var que mides serás medido” (Jesús).

lunes 13 de septiembre 2010 a las 00:34
7
Erica Solange Scheller

Diego Luna, lo que tu no has comprendido es que la Argentina hoy no tiene Corte Suprema, porque los Tratados Internacionales, dejaron sin efecto a nuestra Constitucion, lo que es mas agravante, que no se esta resetando ni los Tratados Internacinales, los cuales no se puede tener con Prisiones preventivas mas de tres años, sin un juicio, cosa que aqui en nuestro pais eso se esta violand con nuestros militares, tambien te cuento que no se respeta el derecho humano, ya que se esta juzgando con leyes y tratados anteriores a los hechos, algo que es totalmente una ilegalidad, decime el ¿por que en el mundo no se esta juzgando lo de Hiroshima?
¿Por que el holocausto Judio al cual haci lo han pronunciado, no fueron juzgados los militares alemanes quienes eran subalternos, como lo estan haciendo aqui en la Argentina?
¿Decime que es lo que mas importa para vos?, la paz en tu pais, o llevarte bien con paises que hoy estan siendo conducidos por gobiernos aliados a los terroristas.
Bueno no se si tu te has dad cuenta pero te comento que el centro de operativo de los Organismos de los Derechos Humanos, se encuentra establecidos aqui en la Argentina, los cuales perjudicaran permanentemente al resto de los paises que han pasado en los años setenta la guerrilla Terrorista impulsada desde Cuba.
Chile, es un pais que en estos momentos esta siendo hostigado por la persecucion Argentina de estos Organismos de los Derechos Humanos, quienes no les permitira conducir su pais mientras esten sujetos a seguir en las Politicas de los Derechos Humanos, los cuales ya sabemos que estos solo les corresponden a quienes simpatizan y actuan en las militancias Revolucinarias, como las Farc.
Ahora bien, si la hipocrecia del ser humano es lamentarse cuando ven con sus propios ojos los crimenes que estos terroristas cometen, cuando antes de verlo seguian permitiendo que estos sigan realizandolo sin dar batalla a semejante crimen,podriamos decir que el ser Humano es perverso y sanguinario o morboso.
Y si ha de ser asi, entonces bien podriamos decir que quienes hoy señalan a los militares y el mismo pueblo que se suma a la indiferencia, ha de ser mas temible como ser humano, muchos ciudadanos tanto en la Argentina como en Chile se han quedado quietos mientra todo sucedia, observando sin hacer de ello nada,mientra tanto un lado como otro luchaban ante un causa, los militares en la defensa de su soberania, y los Grupos Guerrilleros Terroristas por su objetivo en la tomar el Poder para transformarlo en una Dictadura como la Cubana, la cual sabemos muy bien lo que ha sido, lo cruel que es ese sistema Dictatorial, donde su pueblo esta permanentemente amenazado por un tirano que los asesina en el silencio.
Hoy estamos todos sujetos a este sistema del cual nadie de America Latina podra salvarse, ya que Piñeira tampoco podra gobernar con sus ideales y tendra que seguir negociando con los Organismos de los Derechos Humanos los cuales no le permitiran sacar a los militares de sus prisiones a las cuales tambien han de ser una Violacion a los Derechos Humanos, ya que mantenerlos sin Juicios y privados de sus libertades esto ha de ser un crimen de Estado.

lunes 13 de septiembre 2010 a las 01:41
8
Gonzalo Chavez

Guzman, hablo, sólo cuando tenía conocimiento que había sido investigado por Contreras y seguramente tenía información que lo podía perjudicar. Sin embargo, mientrás Contreras actuaba con total impunidad, Guzman mantuvo un silencio complice. Son dos caras de la misma moneda, ninguno inocente, ambos culpables, felizmente Contreras lo está pagando, Guzman, lamentablemente se salvo de responder, y algunos hasta lo levantan como el martir que nunca fué, victima si, de su historia y conducta, de la violencia que sembró con su apoyo a un regímen genocida.
Respecto de la sra. argentina, aproveche de conversar con su padre y con esos viejos militares y pregúnteles si cuando cobardemente desencadenaron su odio en contra de personas indefensas (los enfrentamientos fueron más que escazos), con todo el poder que les dió el monopolió de las armas, pensarón que alguna vez pagarían sus crímenes. Bien presos están, mucho mejor de como estuvieron y tratarón a sus victimas, que paguen por tanto hasta el último día de sus vidas su cobarde comportamiento. Sra. Erica el crimen NO PAGA.

lunes 13 de septiembre 2010 a las 20:39
9
Erica Solange Scheller

Gonzalo Chavez, se nota que tu odio hoy esta situado en la Justicia, ya que quienes representan la Jusiticia han de ser los verdugos que todos estos Organismos de los mentirosos Derechos Humanos han seleccionado.
No se puede usar la Justicia como escarmiento o violencia, para darle castigo a quienes pertenecian a una Institucion, la cual tuvo la orden de luchar en una Guerra contra los subversivos, hasta el mismo Peron dio su discurso para que estos grupos Revolucionarios como los Montoneros, sean exterminados, ¿por que se niega en estos juicios a la parte Politica como a Cafiero, RuKauf, Maria Estela de Peron llamada (Isabelita Peron)?, ellos tambien deberian estar en estos juicios como responsables de dar una orden a las mismas FFAA y Fuerzas de Seguridad.
¿Y los crimenes que estos Subversivos cometieron,no fueron de Lesa Humanidad?
Porque han dejado un saldo de vicitmas que supera la de los terroristas, porque en el Libro del Nunca Mas, no existian los 30.000 desaarecidos, eso es la mentira que usieron para que los tratados Internacionales pudieran tener el peso suficiente para poderlos Juzgar a los Militares, ero la realidad las victimas del Terrorismo, los crimenes que cometieron muchos de estos que hoy estan en el Poder de este Gobierno Kirchnerista, hoy estan refugiados gracias a las Cortes Internacionales que usara ese sistema de los derechos humanos para respaldar el terrorismo que tendremos en estos paises de America Latina, algo asi como que son ejercitos legales Terroristas que estaran para que el objetivo de estas naciones que pertenecen a las cortes internacinales tengan el bien de destruirnos internamente sin tener que ir a una Guerra convencional, esto que hoy vivimos es una Guerra Silenciosa, de la cual nos tendran permanentemente hasta conseguir el objetivo, el cual ha de ser llevarnos a ser una Colonia, y esto ha sido impulsado desde Europa.
Mi padre es un militar que recibio ordenes de su Jefe se Estado Mayor de la Armada, el cual tambien recibio ordenes de la Sra. ex Presidente Estela Martinez de Peron, ella hoy fue sacada sin tener que pagar el alto costo que dejo esa guerra, porque tambien murieron soldados mejor dicho ciudadanos argentinos, que hoy no estan en las listas de los Derechos Humanos para ser reconocidos como lo que fueron Victimas del Terrorismo Montonero y Erpiano.
Yo no pretendo que mi padre salga en libertad, sino que tambien se juzgue a los terroristas que asesinaron a mas de 8.000 personas inocentes.

martes 14 de septiembre 2010 a las 00:58
10
Erica Solange Scheller

El terrorismo = Derechos Humanos
Por: Érica Solange Scheller, hija de un militar argentino encarcelado.

En la ONU, distintas naciones han pronunciado numerosos discursos en contra del terrorismo. Sin embargo, ya en la práctica, existen naciones que buscan callar la verdad de los crímenes que los terroristas cometen. Tal situación permite además que se propague la guerrilla en estos países de América del Sur, sin que el mundo diga nada, ni mucho menos cuestione el amparo legal que les brindan a las bandas terroristas, impidiendo la persecución exitosa.

Me queda claro que la convivencia de ciertos países con esas bandas se hace notar en su gran apego a los mismos terroristas, ya que su apoyo incondicional los delata plenamente; e incluso pretenden que los actos terroristas queden sepultados detrás del amparo y aceptación que les brindan esos gobiernos a las más disparatadas tácticas promulgadas por los organismos de Derechos Humanos.

Es más: resulta evidente que hay un plan sistemático que intenta promover, en esos países favorecedores del terrorismo, la guerra de guerrillas, donde el narcoterrorismo será una amenaza permanente que imposibilitará nuestro crecimiento y desarrollo.

Es que, por ser países de Latinoamérica, hemos sido elegidos para que las riquezas que existen en cada nación no sean enviadas a los EE UU. Esto, porque Europa ha estructurado un plan que supla sus necesidades a partir de la siembra del caos y de la violencia en nuestro vecindario.

Por ejemplo: España, que a pesar de los crímenes que ETA comete en su territorio, aún no ha sido eficaz para dar batalla a quienes vulneran cada tanto la seguridad de sus ciudadanos. Tal situación ocurre porque los intereses políticos estratégicos del actual gobierno están por encima de otras consideraciones, como mantener la seguridad de sus ciudadanos.

En la Argentina tuvimos un integrante de la ETA, Josu Iriondo, aunque éste no ha de ser el único que vive en la Argentina. En 2002 fue detenido un etarra acusado de haber organizado un atentado con coche bomba contra una caravana de vehículos policiales en la localidad española de Eibar. El terrorista, conocido con el apodo de “Macky” o “Micky”, es señalado como uno de los autores de ataques con bombas contra al menos cinco bancos. Al llegar a la Argentina, donde fue encarcelado en una dependencia de la Policía Federal, recibió la visita de Hebe de Bonafini.

Finalmente, en mayo de 2005, en un polémico e irrisorio fallo, la Corte Suprema de Justicia Argentina ratificó la medida del juez de primera instancia de rechazar la extradición solicitada por España del terrorista Lariz Iriondo. El máximo tribunal argentino señaló en un comunicado que cuatro de los nueve ministros que lo componen (todavía están en funciones), consideraron que los delitos que se le atribuían a Lariz Iriondo habían prescrito para la legislación argentina.

En el fallo, los jueces supremos Enrique Petracchi, Elena Highton, Ricardo Lorenzetti y Carmen Argibay consideraron que “la acción penal nacida de los hechos delictivos por lo cuales se requirió a Lariz Iriondo se encontraba prescrita para la legislación argentina”. Los jueces de la Corte Suprema señalaron que consideraban imprescriptibles los crímenes de lesa humanidad cometidos con anterioridad a la ratificación de los tratados internacionales, pero que no se podía adoptar igual razonamiento con relación a aquellos que antes de las convecciones no eran reconocidos en esa condición, “más allá de la formidable gravedad y creciente amenaza del terrorismo en el plano mundial”.

La prescripción de la acción también fue avalada por los magistrados Augusto César Belluscio y Carlos Fayt. El único juez supremo que votó en contra fue Antonio Boggiano, quien consideró que los delitos por los cuales se pidió la extradición de Lariz Iriondo eran de lesa humanidad. Boggiano señaló que el terrorismo es “una de las formas más brutales de violencia que actualmente perturba a la comunidad internacional” y afirmó que este tipo de delitos resultan imprescriptibles. Lariz Iriondo actualmente reside tranquilamente en Uruguay, donde vive con su esposa, la uruguaya Juanita Tarallo Hernández.

Mientras vemos este apego a la ley para abordar los asuntos relacionados con los terroristas, tenemos a nuestros soldados, que prestaron sus servicios a la Nación Argentina, en los años setenta, a quienes no se les respeta ni el más mínimo derecho humano, porque la venganza y el odio de quienes hoy nos gobiernan ha llegado a su punto mas emblemático: matar en el silencio, fusilarlos sin arrojar una sola bala y destruir las instituciones sin tener que realizar tomas o atentados.

Los hombres que hoy están dentro de las instituciones carecen de valores humanos, porque han entregado a sus compañeros, mediante negociaciones que se han realizado permanentemente con los grupos políticos gubernamentales, quienes buscan claramente la destrucción total de toda institución que brinde seguridad en la defensa de la nación y del mismo ciudadano.

Por ello los hechos delictivos, los cuales no están todos a la vista en los medios de comunicación, no son más que la imposición de los Derechos Humanos de los mismos que los apadrinan, que son la cara no visible y ésos son terroristas.

Por ello no existirá ningún plan para combatir el delito, y esto es terrorismo de Estado, porque el mismo Estado impulsa al delito para que siga causando la muerte de muchos ciudadanos, y si le sumamos la matanza que se está realizando en la Argentina, en las cárceles comunes con los militares detenidos, tenemos como resultado que ellos son las victimas del presente.

El mundo debe saber dónde esta el enemigo y sobre ello actuar. No existen diferencias entre los grupos terroristas: todos son iguales, cometen crímenes y se arman en contra de un sistema democrático.

martes 14 de septiembre 2010 a las 01:01
11
Gonzalo Chavez

Ningun odio Erica, mis palabras son dichas con convicción, pero nada de odiosidad. Ud. lo dijo, el mundo sabe donde esta el enemigo, en los intolerantes que asesinan en nombre de su bolsillo o de su pensamiento, en los Hitler, Bin Laden Pinochet, Videla, Massera, Duvalier…………….efectivamente los une su menosprecio al sistema democrático y su cobardía, la que mostraron cuando se ensañaron con sus victimas y cuando descubiertos y encarcelados piden que les apliquen a ellos, lo mismo que negarón con total impudicia……………..Bien presos estan, su carcel es la conciencia de nuestros ueblos……….se lo repito con toda serenidad………..el CRIMEN NO PAGA

martes 14 de septiembre 2010 a las 02:57
12
Erica Solange Scheller

Se nota que aun sigues sin comprender mi comentario, solo estas envuelto en tu historia mentirosa, pero no tienes mas que eso para comentar y debatir, creo que quienes leen estos comentarios merecen algo mejor de lo que tu hasta ahora has aportado, de nada sirve tu odio y tu venganza, porque no se puede juzgar cn la venganza de un pasado, sino con las pruebas de la verdad Historica, no puedes anular la historia porque es negarle al pueblo lo que luego debera pagar otra vez, estamos en nuestro pais pasando a una division social la cual se enfrentara ante los hechos que solos se haran presentes, de nada sirve tu refugio mentiroso donde te niegas a ti mismo el accionar Guerrillero que estuvo en nuestra amada nacion.
Estos Guerrilleros asesinaron y deben ser juzgado con la misma justicia que tu dices tener, porque tambien estaban en la trinchera peleando por un ideal o por la toma de un Poder, el cual de haber ganado seguramente estariamos con un gobierno tambien Dictador, como lo es Fidel Castro. ¿Cuando diras la verdad?
Por que esconden el ideal de sus muertos, ellos seguramente habran luchado con un ideal que jamas lo hubiesen negociado por dinero.
Cada militar detenido, ha significado para estas Organizaciones de los Derechos Humanos un gran negocio, ya que se cobran las platas con los fondos de la Nacion, o sea de los ahorros de todos los ciudadanos, porque el militar no tiene las cifras de dinero que les pone la justicia cuando son inhibidos y las Indemnizaciones que el Estado ha otorgado a los organismos de los DDHH, ha sido con el Hambre del Pueblo, con la falta de presupuesto en la Salud, Educacion, Justicia, Seguridad, etc…
Ustedes no estan buscando Justicia, porque si eso buscaras tendria que llamar a la Sra,Estela Martinez de Peron,Cafiero, Rukauf, y muchos otros que siendo politicos en aquella epoca formaron parte y autores de dar la orden para combatir, y si quieres la justicia entonces juzga a toda la Institucion, con todos sus participes, pero eso no lo hacen porque la unica manera de realizar estos Juicios es con pocos militares, eso no esta dicho por mi sino por la misma Arguibay Jueza de la Corte Suprema, la cual sostuvo que no se podrian llevar a juicio a toda una Institucion, porque no alcanzarian los Juzgados y serian tantos documentos, que no existe espacio en el Poder Judicial para semejante magnitud, por ello se han agarrado con un puñado de hombres para que pague en la carcel por el accionar entero de la Institucion.
Ademas estas Instituciones hoy son totalmente Corruptas, desde el año 1985, cuando Alfonsin decidio reabrir el pasado, pidio a las FFAA que realizaran una lista, en la Armada Argentina, se confecciono una lista en la que en vez de haber 70 hubieron 15, de los cuales siempre fueron siempre los mismos los señalados.
Esas Listas se realizaron porque dentro de las Armada existian aun una Justicia Militar, la cual en convinacion con el jefe de Estado Mayor de la ARMADA el Almirante Arosa, para no comprometer a la Institucion prefirieron negociar y entregar a unos de sus hombres con tal de no tener que llegar a una investigacion interna sobre el accionar de cada militar, ya que el realizar ello representaba comprometer a la ARMADA, fue asi como siempre circularon los mismos nombres, y apellidos, y el resto esta cruzados de brazos negandole a la justicia la verdad, es por ello que si lo que buscan es la verdad en estos Juicios, te cuento que te has equivocado, porque aqui ya se vendio la verdad y lo unico que tendras sera tu venganza y una justicia a la cual pagas para este circo ilegal, con leyes internacionales que no estaban en nuestra Constitucion Nacional cuando ocurrieron los hechos ya que estos tratados Internacionales fueron sacados y obtenidos despues de ocurridos los hechos.
Lo que sucede que a las Cortes Internacionales les intereso su busqueda como arma para destruir a nuestra nacion , teniendo FFAA destruidas y desarmadas, sin defensa alguna, ese metodo lo usaron para darle respaldo Internacional a todos los Terroristas de America Latina, porque es mas facil destruirnos sin tener defensa alguna, que tener que usar la GUERRA Convencional, es por ello que hoy usan el Narcoterrorismo como metodo de exterminacion.
Tu, ¿que es lo que buscas? Justicia, respetando la LEY, o lo que buscas es Venganza, porque si lo que buscas es la venganza, entonces por que no asesinaste a los Militares, a sangre fria durante todos estos años
Si este gobierno te permite la libertad aunque seas un asesino y mete preso a los honrrados, a quienes amaron a su pais y le dieron respaldo a toda la Nacion en defensa de la libertad de su pueblo.
Antes de responder, fijate de no volver a repetir siempre lo mismo.

La justicia no puede usarse para asesinar en el abandono de persona.

martes 14 de septiembre 2010 a las 07:03
13
Erica Solange Scheller

Te cuento mi padre no tiene dinero alguno, no se beneficio con esa lucha en nada,lo unico que logro comprar en toda su carrera militar fue un departamento en el que tuvo ayuda de su suegra, no tiene auto, no tiene rentas de propiedades, no robo nada, pero si tiene que pagar por toda una Institucion y por la mentira de todos los Organismos de los Derechos Humanos, que hoy gozan negociando con su vida, porque mi padre vale mas de 450.000.000 de pesos.

martes 14 de septiembre 2010 a las 07:08
14
Erica Solange Scheller

La historia se contara y yo sere una de ellas. y muchas otras generaciones diran lo que ustedes me negaron.
Los Derechos Humanos son un Negocio, y es lo unico que han querido tener. No les interesa los muertos, porque hasta le cambiaron el ideal que ellos tenian y por el cual luchaban.
Mejor dicho los mataron ustedes con su indiferencia, sus muertes fueron pagadas hoy con dinero, pero no con la verdad de su epoca.

martes 14 de septiembre 2010 a las 07:11
15
Juan Segura

Es endecomiable el amor filial de doña Ërika por su padre, presumiblemente acusado por DDHH. Entiendo su razón al requerir un juicio justo tanto para los militares como para los “terroristas” causantes,a su juicio,de los golpes de estado y de la represión criminal que se llevó a cabo en Latinoamérica con apoyo del gobierno de USA. Le pregunto ¿Era necesario violar mujeres, robar niños, desaparecer y/o dinamitar cadáveres para no dejar huellas que les condenaran? Los guerrilleros “terroristas” hicieron algo similar con antelación a estos trágicos sucesos?
Piense, como mujer, lo que es ser violada , o que sus hijos sean robados, solo piense en eso, nada más

Hace menos de 1 minuto
16
Erica Solange Scheller

Esto sucedió el 21 de Septiembre del 2010, en el Ministerio de Defensa de la República Argentina.

CRUCES QUE RECUERDAN A LOS MUERTOS EN CAUTIVERIO

Un grupo perteneciente a la “Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de Argentina” se hizo presente en la sede del Ministerio de Defensa (Edificio Libertador), con el objeto de plantar cruces que representan a quienes murieron en cautiverio, detenidos ilegalmente, víctimas del mismo odio y terror que asoló a l a r epública en la década del 70. Para enmarcar este simbolismo, la entidad acompaña las cruces con carteles y documentos que intentan recordar la situación que atravesaba Argentina por aquellos años.

La titular de la entidad, María Cecilia Pando , remarcó que “los 112 muertos son víctimas del odio militante que en los 70 pretendía hacer justicia asesinando en forma directa a sus enemigos. En el presente, los mismos personeros del terror cuidan las formas y la muerte se consigue por mecanismos más sofisticados, a través de la manipulación de la justicia”.

“Ya no cabe ninguna duda de la intencionalidad política de las agrupaciones que promueven la condena y muerte de nuestros familiares y amigos. La palabra “derechos humanos” se envilece al ser pronunciada por individuos como Estela de Carlotto o Hebe de Bonafini, para quienes la promoción de los derechos humanos equivale a la defensa sistemática del mismo proyecto político hegemónico que en los 70 encarnaron los familiares de estas dos señoras. De otra manera no se comprende que las organizaciones que conducen se hayan pronunciado a favor de la impunidad para el terrorista chileno Galvarino Apablaza”.

“Estas cruces están colocadas al frente del Estado Mayor General del Ejército para que todos los días sus compañeros de armas tengan presente la injusta situación que se encuentran padeciendo nuestros detenidos. No nos cansaremos nunca de gritar a los cuatro vientos que nuestros familiares y amigos están presos por haber cumplido las órdenes que recibían a través de su cadena de mandos. L a r espuesta del estado nacional a la agresión terrorista fue un a r espuesta institucional y por lo tanto las fuerzas que participaron en la contienda tienen que asumir la defensa de quienes hoy son acusados de haber cumplido lo que las mismas instituciones les mandaban”.

“También al frente del Ministerio de Defensa plantaremos cruces en homenaje a los soldados conscriptos que cayeron asesinados el 5 de octubre del año 1975 en el ataque montonero al Regimiento de Infantería de Monte Nro 29. Colocamos estas cruces para que la Dra. Nilda Garré pued a r ecordar cuál era la actividad que desarrollaban sus compañeros de armas en los años 70, al tiempo que le preguntamos públicamente a la Ministro de Defensa si tuvo algo que ver con la Operación Mellizas , a través de la cual los montoneros secuestraron a los hermanos Born. No podemos olvidar que uno de los damnificados habría manifestado que cada vez que escucha a Nilda Garré recuerda la voz que, mientras estaba encapuchado, le intimidaba al pago del rescate por su libertad.

Se pregunta finalmente Cecilia Pando si algún fiscal tomará en cuenta esta denuncia, teniendo en cuenta que por indicios de menor envergadura, más de un militar se encuentra actualmente procesado, privado de su libertad.

María Cecilia Pando
Presidente de AFyAPPA
Palabras pronunciadas por el Mayor (R) Pedro Rafael Mercado frente al Estado Mayor General del Ejército

Estimados camaradas:

Mi nombre es Pedro Rafael Mercado, y soy un oficial Retirado del Ejército Argentino. Constituye este un mensaje dirigido a mis superiores, a mis pares y a mis subalternos. A todos me dirijo con el respeto y la confianza de estar hablando con un padre, un hermano o un amigo. Porque el uniforme que nos identifica se constituye en la sangre espiritual que nos hace formar parte de la familia militar.

Seguramente te habrá sorprendido encontrar un grupo de mujeres recordándote lo vivi do en los años 70. No te apures a juzgarlas. Quiero pedirte que las comprendas. Están desesperadas, y con just a r azón. Sus familiares y amigos, TUS CAMARADAS, están detenidos por haber combatido al terrorismo marxista. Están presos por haber cumplimentado las órdenes que oportunamente recibían por la cadena de mandos. Ellos no eligieron entrar en guerra. No decidieron su puesto de combate, ni seleccionaron los métodos a utilizar en la contienda. Les tocó participar de un conflicto armado en cumplimiento de sus obligaciones, al igual que hoy te toca a vos participar en misiones de apoyo a la comunidad o en operaciones de mantenimiento de la paz.

Es el tiempo que te toca vivi r. Son las responsabilidades que tienes que asumir. Nadie te pregunta si quieres o no quieres participar. Es la esencia de lo castrense. Es tu trabajo. Es tu vocación. Del mismo modo, el tiempo histórico que les tocó vivi r a los familiares y amigos de estas señoras les hizo participar del conflicto bélico de los años 70. Su accionar se dio en el marco de l a r espuesta institucional. No existió ninguna asociación ilícita. En tal caso, el ejército argentino fue la asociación ilícita que configuró el pueblo argentino par a r esponder a la agresión terrorista. Esta es la verdad que todos conocemos. Sí…que todos conocemos. Cualquiera sea nuestra jerarquía.

Por eso quiero pedirte que cuando pases ante estas mujeres, lo hagas con el respeto de saber que son esposas y familiares de camaradas caídos en manos del enemigo. Que necesitan tu afecto, tu contención y la comprensión de su lucha. Si te hubiera tocado sufrir esta situación, hoy tu esposa y tus hijos seguramente estarían haciendo el mismo reclamo.

Te decía que se trata de caídos en manos del enemigo. Que no te quede ninguna duda. Esto no se trata de justicia, como bien lo sabes. Se trata de poder y de plata. Por la metodología usada para combatir al terrorismo, ya fueron oportunamente juzgados quienes tomaron las decisiones, como corresponde en la vida militar. Lo de hoy se trata de venganza y de negocios.

Permíteme que te recuerde una anécdota de guerra. Seguramente la conoces, porque pasó en la Guerra de Malvinas. Un joven teniente, obligado a r eplegarse a posiciones en l a r etaguardia, debe dejar en el campo de combate a uno de sus hombres, mal herido e imposibilitado de continuar el movimiento por propios medios.¿Qué momento para el joven oficial? Les había prometido a sus hombres que nunca los abandonaría… sin embargo la situación lo superaba. Mirando a los ojos al herido, mientras le dejaba agua, alimentos y municiones, en presencia de otros asustados combatientes, le dijo: “Quédese tranquilo… aguante en el puesto. Yo repliego al resto de la sección y muy pronto vuelvo por usted. No tenga miedo… le doy mi palabra que no lo voy a dejar solo”. Temblando de frío y de miedo, aquel hombre se aferró a su fusil, con la confianza puesta en la promesa del teniente. “Vaya tranquilo… jefe… yo aguantaré hasta su regreso”.Y la historia continúa. Gracias al cielo, la masa de la sección completó el repliegue y a la mañana siguiente estaban todos a salvo. El peligro había pasado, el infierno de la muerte había quedado lejos y todos agradecían el estar vivos.

Una terrible lucha interna se adueñaba del jefe de sección. Recordaba su promesa, pero aquella era opacada por el recuerdo de las explosiones, los disparos, la sangre y los muertos. También pensaba en su futuro y en su familia. En su razonamiento también influía otro elemento. Su soldado abandonado había quedado mal herido. Lo más lógico era pensar que hubiera muerto ¿Tenía sentido arriesgar su vida por una simple promesa? Lo mejor sería preservarse para futuras operaciones. Dos hombres de su sección lo sacaron de sus reflexiones. “Jefe ¿cuando salimos a buscar a nuestro compañero? Las palabras de sus hombres le sonaron como una cachetada en pleno rostro. Intentó primero una explicación convincente: que ya nada podía hacerse, que seguramente ya estaba muerto, que era conveniente preservar el poder de combate para futuros enfrentamientos. “Pero le dimos nuestro palabra”, fue la dur a r espuesta de sus soldados. “Usted le dio su palabra”… “¿Cómo podremos volver a confiar en usted si ahora lo dejamos abandonado?” La confianza de sus hombres… no lo había pensado de esa manera. En última instancia, el valor de una fracción dependía de su cohesión y esta descansaba en la confianza que el jefe inspiraba en su gente. Si ella desaparecía… todo se venía abajo. Fueron estas sencillas palabras de sus hombres las que hicieron de ese joven oficial un héroe.

Porque sobreponiéndose al miedo, salió con algunos efectivos a cumplir su promesa. Por supuesto que no fue fácil. Hubo que sortear peligros y dificultades. Por momentos no encontraban el camino. Pero finalmente llegaron y las palabras del herido le hicieron comprender a ese teniente lo correcto de su decisión. “Gracias… jefe… yo sabía que usted no me dejaría abandonado”… y los ojos del teniente se llenaron de lágrimas y el pequeño gran jefe nunca estará suficientemente agradecido a esos dos subalternos, que casi lo obligaron a asumir sus responsabilidades.

Perdona que me haya extendido en este relato de guerra. Pero sirve acabadamente para pintar l a r esponsabilidad de todo subalterno en el momento que nos toca vivi r. Hoy los abandonados en el campo de combate son los presos. Nuestros superiores necesitan, como el joven teniente de nuestra historia, que los subalternos les recuerden la necesidad de cumplir con la palabra de todo soldado, de ser fieles a quienes todavía están esperando nuestro rescate… Los comandantes tienen que comprender que la confianza se pierde sino cumplen con su responsabilidad de trabajar por la liberación de los detenidos… y tú tienes una grave responsabilidad en esta función.

Te dicen, sin entender nada de lo castrense, que con los militares del presente no es la cosa. Que se trata de hacer justicia con los impresentables genocidas del pasado. Que no se preocupen, que hay que diferenciar al ejército de la dictadura del ejército de la democracia. Pobrecitos …la ideología no les permite ver l a r ealidad. Ya les pasó en los 70 ¿Lo recuerdas? “Con vos no es la cosa, negro, entregate” le dijeron los montoneros de Kunkel al soldado formoseño Hermindo Luna. Con vos no hay problema, negro… es un conflicto con otros uniformados. Quedate tranquilo, rendite, no te va a pasar nada… con vos no es la cosa, dale, olvidate de todo, seguí tu vida, no pasa nada”.

“Acá no se rinde nadie, mierda”, fue l a r espuesta de aquel soldadito conscripto que había aprendido cabalmente la esencia del soldado. El ejército es uno e indivisible. Es el mismo ejército el que forjó la independencia, el que derramó su sangre en el período de la organización nacional, el que combatió en la guerra de la triple alianza, el que defendió nuestros intereses contra el imperio del Brasil, el que aseguró nuestras fronteras en la lucha contra el indio, el que ofrendó su vida en el monte tucumano, el que luchó contra el terrorismo en la jungla de cemento, el que sembró su sangre en la turba malvinera, el que participa en las misiones de paz de la ONU, el que brinda asistencia en tareas de apoyo a la comunidad… es el mismo y único Ejército Argentino… del cual formamos parte indivisible todos aquellos que recibimos de lo alto la vocación de soldados.

A mis superiores quiero decirles que comprendo acabadamente las dificultades que padecen. El problema militar operativo que tienen que resolver no es de fácil solución. Existe una voluntad opuesta inteligente a l a r ecuperación de nuestros camaradas detenidos. Todos hemos aprendido que el objetivo de su libertad tiene que ser alcanzado en el marco de la Constitución y las leyes. Y no tengo dudas de que están haciendo todo lo que está a su alcance para dar solución al principal problema que tiene la fuerza en el presente. No obstante, como alimento espiritual para los momentos de dudas y vacilaciones, quiero poner en sus manos un testimonio que duele hasta las entrañas. Se trata de una carta que oportunamente le enviara el Teniente Coronel Ibarzábal a su esposa e hijos, mientras estaba detenido en una cárcel del pueblo.

“Sé que los he dejado en una situación difícil y mi amargura es no saber como se las arreglan, ni poder hacer nada para ayudarlos. Hace unos días he leído un a r evista deportiva en la que vi a nuestro comandante presenciando el partido Boca – River. Te podrás imaginar, mi querida Nelly, el dolor inmenso que ello me causó, pues yo tenía la ilusión de que este señor destinara sus momentos, o parte de ellos, a tratar de recuperar a los jefes que estamos en esta situación. Me parece que su conciencia no le reprocha nada, pues seguramente debe desconocer las más elementales normas de ejercicio del mando”.

Se bien que no es este su caso. No tengo ninguna duda de que los mandos actuales están empeñados a fondo en l a r ecuperación de nuestros camaradas. Pero tengan siempre presente las dificultades que atraviesan los detenidos y sus familiares. Ellos los comprenden, pero también les reclaman que no bajen los brazos. Que Dios ha querido que sean ustedes, los conductores de la fuerza, los que más responsabilidades tengan en la solución de esta problemática militar.

A mis compañeros y subalternos, les recuerdo el valor del testimonio. No dejes que pase un solo día sin recordar a los detenidos. Cuando te coloques la mochila para iniciar un ejercicio, cuando inicies una guardia, cuando brindes una clase, cuando tomes un servicio, cuando estés con tus seres queridos en el calor de tu hogar, cuando eleves a Dios una plegaria al iniciar cada jornada. En todo momento no te olvides de los detenidos. Ellos cuentan contigo. Si saben de tu testimonio… eso sólo los reconforta.

“Vaya tranquilo, jefe, yo aguantaré hasta su regreso”, decía el combatiente malvinero que quedó abandonado en campo enemigo. El mismo mensaje repiten todos los días nuestros camaradas detenidos. Al igual que Larrabure e Ibarzábal, ya han sido 112 los combatientes que murieron en cautiverio, soñando el ansiado rescate. Muchos otros continúan sobre vivi endo en sus celdas, confiados en la palabra de sus jefes, esperando que su glorioso ejército, con la fuerza de la Constitución Nacional , muy pronto alcance el objetivo estratégico de su libertad. Y ese día SERA JUSTICIA.

miércoles 22 de septiembre 2010 a las 03:40
17
Erica Solange Scheller

Juan Segura:

Hace 1 minuto
18
Karen

La justicia es simple..tenga la edad que tenga, debe pagar por sus delitos, NADIE DEBE ESTAR POR SOBRE LA LEY…si no quiere estar preso a los 70 años, no asesine, no torture..

jueves 30 de septiembre 2010 a las 23:05
19
Erica Solange

Karen:
Tus respuestas son totalmente salidas de un librito,pero no de la LEY, del cumplimiento de la misma, si pretenden asesinarlos en las cárceles, es lo mismo que el fusilamiento, una cosa es juzgar una causa con todos los responsables y otra es mentir en el ocultamiento dejando a los terroristas Montoneros y Erpianos en libertad cuando asesinaron a miles de personas con sus mas de 21.000 atentados bomba, dejaron miles de familias destruidas.
Dejarlos sin asistencia medica ese es una Violación a los Derechos Humanos, como puedes decir ellos, acaso a los presos comunes los puedes tener mas de tres años con prisiones preventivas, sin condena y sin sentencias firmes, en ningún país se realizan Procesamientos tan extensos en las cárceles comunes, aquí se les esta quitando toda ley para poner una ley que se llama Venganza, Odio y Revanchismo.
Los Jueces sera juzgados por los 118 crímenes, por el abandono de persona, por hacer abuso de autotidad como funcionario publico, sabiendo que es ilegal estos procesamientos largos y encima asesinarlos en la clandestinidad.
Los presos comunes a los setenta sale con prisión preventiva y son puestos en Domiciliarias,pero aquí a los militares se los deja teniendo 87 para que mueran rápido, pero la respuesta es que quienes están muriendo son los mas jóvenes por enfermedades como el Cancer, Diabetes, acv,..

domingo 3 de octubre 2010 a las 09:02
20
Arturo de Plantagenet

Por favor,no discutan en esos llorones términos. El problema de fondo es otro. La FFAA y los organismos de orden y seguridad existen, solo, en función de defender a la clase dominante, y no a todas las expresiones de clase de un país. El que tiene el poder usa a los aparatos de coerción del Estado para proteger sus sagrados intereses, no solamente, y cuando, aparecen sectores que se oponen a la explotación constante de los asalariados sino en toda situación en que los intereses del sagrado derecho a la propiedad está en cuestión pero no de cuaquier propiedad, por ej. una casita, un autito, o un televisor sino cuando se cuestiona la propiedad de los grandes medios de producción que son los que los hacen más ricos que aquellos que solo tienen su fuerza de trabajo para vender. En consecuencia, las FF AA y demáses son solo los gauchos a quienes se les paga para matar insolentes, es decir no son nada, ni siquiera una clase social, son solo perros guardianes del poderoso. Si hoy la burguesía los tiene preso es porque ellos delegan la represión en estos pobres e infelíces individuos a los que hoy, solo les queda llorar y decir que actuaron en defensa de la Patria, agredída por los pobres de la ciudad y el campo que deseaban una vida mejor. Por mi parte, es de esperar,que los ” salvadores de la patria” que no vuelvan ha repetir, semejante ” hazaña” porque, a estas alturas, nadie les va a creer.

lunes 4 de octubre 2010 a las 18:57
21
WASHINGTON HERRERA

Que triste es leer los escritos de Erica,comprendo su pesar, pero tienen razón aquellos que le contestan por lo que han vivido y experimentado a través de los años, yo soy parte de le generación del 60, en donde fuimos idealista y pensabamos que la Salud,Educación, el trabajo fuera digno para todos, que nuestro país podría desarrollarse por si solo, eramos ricos en materias primas,la juventud con deseo de aportar con energías, los trabajadores con la inteligencia que les caracterizan y profesionales del mas alto nivel, pero que paso, vino la obscuridad de los tiempos y todo se termino. Su Padre fue uno más, del tablero de ajedrez que otros juegan.

martes 5 de octubre 2010 a las 22:27
22
Cecilia Baldovino

Me llama la atención tanta preocupación por lo que ocurre en la Argentina, cuando en Chile se mataba y torturaba sin piedad, ninguno de estos pseudo demócratas decía ni pío. Es claro que los violadores a los derechos humanos no tienen vergüenza alguna ni moral, tienen cárceles y privilegios especiales y más encima se atreven a reclamar por sus derechos humanos, que sorprendente, la naturaleza humana jamás termina de asombrarnos, ni siquiera por el caradepalismo inaceptable de Jaime Guzmán, en sus declaraciones y actuaciones. Es que acaso, era posible instaurar un régimen dictatorial con las características del que tuvo Chile sin tener que utilizar “los métodos de Manuel Contreras y sus chicos”?. Se puede alguien del peso intelectual de Jaime Guzmán, lavar las manos olímpicamente, sin asumir ni un grado de responsabilidad en esos hechos atroces?, personalmente no lo creo.
Probablemente sea cierto aquello de que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen. A pesar de todo, nuestro país y el mundo jamás deben olvidar estos terribles acontecimientos y por cierto reivindicar la memoria de aquellos que dieron su vida por lograr mejores condiciones de vida y justicia social para la humanidad.

viernes 8 de octubre 2010 a las 16:23
23
Fernando Palma

Las declaraciones de Jaime Guzmán ante los tribunales de justicia deben ser consideradas en su justa dimensión, independientemente del hecho de las cuidadosas palabras que en ella utilizó, es del caso concluir que estimaba que en Chile efectivamente se había atentado contra los derechos humanos, lo que además ya no constituía ninguna novedad y al contrario, se trataba de justificar por quienes eran partidarios del régimen imperante.

Lo extraño de lo señalado anteriormente es que hasta fecha, y ya han pasado muchos años, los altos dirigentes de los partidos políticos y muchos de los militantes afines a dicho régimen dictatorial, no han emitido palabra alguna de condena a las atrocidades cometidas y menos aún, han pedido perdón a los parientes de las victimas por el ocultamiento, de alguno de ellos, de los hechos ocurridos o como acto de humanidad hacia el sufrimiento de los detenidos y familiares de ellos.

lunes 11 de octubre 2010 a las 23:00
24
RAUL SANTANA

HAY QUE TENER LA CARA MUY DURA PARA PRESENTAR A GUZMÁN Y A LOS MILITARES TORTURADORES COMO VÍCTIMAS. ELLOS NO TUVIERON NINGÚN RESPETO POR LA VIDA, POR LA JUSTICIA Y POR LA COMPACIÓN. GUZMÁN SE HIZO CÓMPLICE CUANDO OPTÓ POR EL SILENCIO Y PECÓ POR OMISIÓN. NO ES INOCENTE QUIEN SABE LO QUE OCURRE Y CALLA. ESTOS MILITARES HOY PRESOS, TUVIERON LA OPORTUNIDAD DE JUICIOS JUSTOS, OPORTUNIDAD QUE NO DIERON A LAS VÍCTIMAS DE SU SADISMO, SU COBARDÍA. CUANDO SE HABLA DE DETENIDOS DESAPARECIDOS LA GENTE NO REPARA EN QUE SE TRATA DE GENTE QUE DORMÍA EN SUS CASAS Y SE LE ARRANCÓ DEL HOGAR FRENTE A SU FAMILIA. NUNCA MÁS SE SUPO DE ELLOS.
ESTOS COBARDES JAMÁS HAN TENIDO LA DECENCIA DE CONFESAR DONDE ENTERRARON LOS CUERPOS. POR ESO A TODOS AQUELLOS QUE TIENEN EL DESCARO DE DECIR QUE SE COMETE INJUSTICIA CON LOS MILITARES PRESOS, OLVIDAN QUE SE LES APLICÓ LA LEY Y SE COMPROBÓ SU RESPONSABILIDAD EN LOS HECHOS.
ESTOS CANALLAS NO SÓLO MATARON, LO HICIERON CON ALEVOCÍA. VIOÑARON HOMBRES Y MUJERES, QUEMARON GENTE VIVA, DINAMITARON PARA SIMULAR ATENTADOS, ACRIBILLARON PARA SIMULAR ENFRENTAMIENTOS, DEGOLLARON POR VENGANZA, LANZARON PERSONAS VIVAS AL MAR ATADAS A RIELES, ENVENENARON CON GAS SARÍN … ¿Y QUIEREN LIBERTAD PARA ESAS BESTIAS? CON ESOS COMENTARIOS LO ÚNICO QUE HACEN ES EVIDENCIAR QUE CHILE AÚN NO ESTÁ LISTO, YO NO ESTOY LISTO. ¿ CÓMO PERDONO A QUIENES NO ESTÁN ARREPENTIDOS?

jueves 14 de octubre 2010 a las 00:06
25
Erica Solange Scheller

La Justicia tiene leyes, que cumplir, y si eso no se respeta es porque lo que pretende realizar es un asesinato de Poder, y eso es tambien terrorismo de ESTADO.
Muchos son los que estan opinando del lado de los terroristas Subversivos, dando apoyo , pero como han sido siempre bien cobardes, jamas dicen lo que hicieron y se ocultan en esos DERECHOS HUMANOS que solo los utilizan como escudo para seguir cometiendo crimenes y que sus seguidores tengan ese cabijo para asesinar.
Pues bien, yo no pretendo que ustedes me comprendan, pero si deseo que muchos sean los que lean como desfiguran la historia, y que poco contenido tienen para defenderse, ya que siempre dicen lo mismo y sin pruebas contundentes.
Amaparados bajo los DDHH estan hoy introducidos en la Politica y en el Gobierno, pero el dia que todo eso termine ya se les habra terminado esta falsedad de sus caretas angelicales, porque detras de esos DDHH existe una historia que no es recordada, que son las victimas que dejaron en sus luchas Guerrilleras.
Es asi como estan hoy, festejando su victoria, pero luego se enfrentaran entre ustedes mismos para tomar el mando.

sábado 27 de noviembre 2010 a las 17:59
26
Erica Solange Scheller

Con todo lo que decis debes tener las Pruebas, porque sino esto termina siendo un cuento que solo vos te lo podes creer.
Y decime porque no relatan tambien los crimenes que cometieron los Terroristas Revolucionarios.
¿Acaso ellos no estan como victimas?
El crimen de la hija de Viola con sus tres años,¿que fue?
El secuestro de mas de un año a Larraburen,¿que fue?
Y asi tenemos una lista de mas de 7.000 muertes inocentes que estan enterrados sin que el Estado los tenga presentes.
Los Derechos Humanos, ¿que son?, ¿para que sirven? y ¿quienes pueden acceder?
¿Hay que ser un militante de una Organizacion Revolucionaria,para acceder a ese beneficio de los DDHH?

sábado 27 de noviembre 2010 a las 18:05
27

Los Comentarios se han cerrado.

Columnas

.