Chile-China: relación estratégica

martes 24 de enero 2017
|
por

Jaime EnsigniaEn este momento, China es para Chile el primer socio comercial, tan solo en el año 2014 el intercambio de bienes superó los USD 30 mil millones.

Por Jaime Ensignia, sociólogo*

 El escenario mundial del siglo XXI

China ha surgido como una gran potencia económica y política y se ha convertido en un actor cada vez más relevante en el tablero internacional de los grandes poderes. Es un socio estratégico de la Unión Europea y ambos bloques han establecidos una importante y compleja red de diálogos bilaterales políticos y sectoriales. La China de hoy tiene una exposición mucho más decisiva en el mundo actual y ha pasado a ser un actor de primera relevancia internacional.

En cuanto, al continente Latinoamericano, China es el país que más invierte en la región, destacándose que éste, ha sido un socio histórico en América Latina y el Caribe (ALC), no tan solo en tiempos de bonanza económica y del auge de los comodities. Las relaciones económicas y políticas entre China y América Latina y el Caribe han crecido sostenidamente. De acuerdo a la CEPAL, el comercio bilateral entre China y América Latina se multiplicó por 22 entre 2000 y 2013. La participación de China en las exportaciones de la región pasó de 1% a 10% y su participación en las importaciones de 2% a 16%. Para algunos países de la región como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Perú y Venezuela, China se convertido en el segundo o primer destino más importante de exportaciones.

Chile y su relación histórica con China

Chile tiene una relación diplomática, política y comercial con China que el 15 de diciembre de 2016 cumplió 46 años, es decir, junto con Cuba fueron los dos únicos países del continente que establecieron relaciones en los sesenta y setenta del siglo veinte con esa potencia en ciernes. En el caso chileno, estas relaciones se mantuvieron ininterrumpidamente incluso en la época de la dictadura cívico militar de Pinochet. Luego, con el retorno a la democracia esta relación ha avanzado ininterrumpidamente en estas últimas décadas resaltando la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) en el año 2006.

China en Chile

Son diversas las manifestaciones de este profundo e intenso encuentro de intereses comunes entre China y Chile. Una primera expresión, se vio reflejada en la visita a Chile del Primer Ministro Li Keqiang (mayo de 2015) junto a su numerosa delegación de gobierno y de empresarios, que se tradujo en la firma de importantes proyectos de cooperación suscritos por ambos países. En este momento, China es para Chile el primer socio comercial, tan solo en el año 2014 el intercambio de bienes superó los USD 30 mil millones. En el discurso que desarrolló en la CEPAL el 25 de mayo de 2015 el primer ministro chino llamó a “crear juntos un nuevo porvenir de la asociación de cooperación integral entre China y América Latina y el Caribe”, especificando en relación a nuestro país lo siguiente: “El desarrollo de los lazos chino-chilenos siempre ha estado a la vanguardia de las relaciones entre China y América Latina y el Caribe” (1). Las palabras del premier chino y el devenir de los lazos entre ambas naciones, le entregan a Chile señales importantes para el futuro de las relaciones con esta gran potencia mundial. Esto es reforzado por al actual Embajador de la República Popular China en Chile, Li Baorong, al destacar:

“Se han incrementado rápidamente las cooperaciones comerciales entre ambos países. Según estadísticas, el intercambio comercial ha pasado de los US $ 7 mil millones en 2005, a US $ 34 mil millones en 2014, es decir un aumento de casi 5 veces. Desde 2010 China es el mayor socio comercial de Chile y el mayor comprador del cobre chileno. Debido a la compleja situación económica global, este año el comercio bilateral ha tenido un leve descenso, pero el porcentaje que ocupa el comercio con China en el comercio exterior con Chile sigue en alza” (2).

En el escenario de la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia – Pacífico (APEC), realizada en Lima- Perú, el Presidente de China Xi Jinping visita Chile entre los días 22 y 24 de noviembre de 2016. Esta visita de la máxima autoridad de la República Popular China, viene a reforzar aún más la relación bilateral de ambos países En palabras de la presidenta Bachelet: “La visita del Presidente Xi Jinping tiene como objetivo consolidar una nueva fase, una asociación estratégica integral” (3). Ambos mandatarios firman 12 acuerdos de cooperación económica, de cooperación técnica, de cooperación tecnológica entre otros convenios.

Una política asertiva de Chile a China

La situación descrita, exige al Estado chileno y a su política exterior un particular cuidado en esta relación. Chile debe buscar un equilibrio inteligente con respecto a los intereses, de todo tipo de índoles, de las grandes potencias que hoy suscriben el Acuerdo Transpacífico (TPP), los EEUU y el Japón. La fracasada experiencia del ALCA, en donde la imagen proyectada por Chile fue la de un país que privilegiaba los vínculos económicos con EEUU, incidió en una cuota importante de aislamiento con respecto a los países de la región. No se debe olvidar, que China es el primer socio comercial de Chile y que el Estado chileno, no debe ser parte de objetivos geopolíticos de las grandes potencias. El TPP, entre otras cosas, es visto como un objetivo geopolítico de los EEUU en esa región del Asia Pacífico. En este sentido, más allá de lo que se avance o no, en la ratificación del TPP, lo concreto hoy, es la oposición del presidente de los EEUU, Donald Trump a la ratificación de este tratado. Por consiguiente, el Estado chileno debe construir una política inteligente y virtuosa en la relación bilateral con China. Es de sentido común e imprescindible destacar, el esfuerzo que las autoridades chilenas han realizado en el fortalecimiento de las relaciones políticas y económicas con esta potencia de nuevo cuño en el escenario internacional.

Notas

1-. Discurso en la CEPAL, Santiago, 15 de mayo 2015.

2-. Ver: Diario Financiero, Santiago, 16 de noviembre 2015

3-. Ver: La Tercera, Santiago, 23 de noviembre de 2016, pág. 12.

*Dr. en Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Libre de Berlín, fue Director del Programa Socio político de la Fundación Friedrich Ebert en Chile (1994-2014), director del Programa Internacional y de Relaciones Laborales de la Fundación Chile 21. Colaborador del Barómetro de Política y Equidad.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

Anuncio