Puerto de Valparaíso: ¿Qué esconden los españoles de OHL?

martes 28 de octubre 2014
|

Puerto de ValparaisoLos convoco a que hagamos un ejercicio mínimo, no tan rebuscado como los de los ejecutivos de la trasnacional. Si todo lo que dicen es verdad, me salta una duda que sería bueno que alguien del gobierno aclarara: ¿Por qué se necesita generar un frente de atraque para dos barcos post-Panamax?

Escribe Jorge Bustos

Hace pocos días, los ejecutivos de la concesionaria española OHL discursearon latamente sobre los supuestos beneficios económicos que traería a la región la construcción del Terminal Nº 2. Lo que nos han dicho, en resumidas cuentas, es: olvídense del patrimonio de la humanidad, de la vista al mar, de los restos arqueológicos en el borde costero, de su historia, y déjennos ganar dinero, miren todo el dinero que ganaremos.

Lo que no dicen es que ese dinero, esos miles de millones que no verán los porteños, no se usará para mejorar las escuelas; la basura no desaparecerá de las calles y la corrupción en las direcciones de obras de los municipios de la región seguirá tan desenfrenada como siempre.

Y para que esos “beneficios” sean creíbles, las fotos con las autoridades de turno no se dejan esperar, así como las declaraciones de apoyo a tan magnas inversiones en defensa del crecimiento y el desarrollo. Claro que después de Penta, Cascadas, el lucro en la educación, las AFP, uno se pone sospechoso y se pregunta: ¿me estarán diciendo la verdad, o me estarán cuenteando igual que en las elecciones?

Los convoco a que hagamos un ejercicio mínimo, no tan rebuscado como los de los ejecutivos de la trasnacional OHL. Si todo lo que dicen es verdad, me salta una duda que sería bueno que alguien del gobierno aclarara: ¿Por qué se necesita generar un frente de atraque para atracar dos barcos post-Panamax?

La Ministra del Trabajo habría acelerado el permiso para la prolongación de 120 metros más al otro concesionario de Valparaíso, Terminal Pacífico Sur (TPS), es decir nuestro puerto en cinco años más podría atender a cuatro post-Panamax. Según información técnica, estos buques pueden albergar entre 9 y 14 mil contenedores cada uno. No obstante, como dato interesante, en Chile lo máximo cargado en un buque ha sido 3.400 contenedores llenos, y el máximo de movimientos entre vacíos y llenos es de 4.400. Se supone que tendríamos capacidad para cargar más de 40 mil contenedores solo en Valparaíso, sumado a eso lo que se carga en el puerto de San Antonio. Por lo tanto, uno se pregunta, ¿de dónde sacaremos carga para llenar esos buques si la producción de mercancías y el intercambio comercial de Chile no da para llenar un solo buque de estas dimensiones?

¿Cómo es que OHL ingresa en un mercado que solo puede optar a un 10% de la carga, no tiene red vial por donde sacar su carga, no cuenta con la aprobación de estudio de impacto ambiental y menos patrimonial? ¿Qué se esconde detrás de tan rimbombantes exposiciones? Estas preguntas la planteo porque, según la información de la que disponemos, esta obra no solo afectará negativamente el patrimonio, la vista y la destrucción de monumentos arqueológicos de nuestra ciudad, sino que también contaminaría las napas subterráneas de Laguna Verde, lugar declarado Patrimonio de Biosfera y con una fuerte organización ciudadana que ya se organiza en contra de la explotación de la cantera desde donde se extraerían las rocas para la construcción del Terminal Nº 2.

Los empresarios españoles, como es su costumbre, apostarán a las indemnizaciones y a las demandas millonarias, pues es sospechoso que la empresa portuaria todavía no haga público el contrato de concesión. Estamos ante un secretismo mal parido que se esconde en una legalidad prevaricada para que ganen los lobistas y pierda el país y su gente.

Como sea, nos queda por delante una gran pelea y, como siempre, con muchas ganas y sin ningún peso, pero con la frente en alto para que la llovizna y los vecinos te saluden por la mañana.

Comparte:

Comentarios (2)

MELITA MUÑOZ,

ALGO REALMENTE MALO ESTA PASANDO NUESTRAS AUTORIDADES,NO SON EL PUEBLO,POR ESO NO IMPORTA,TIENEN SUFICIENTES RECURSOS PARA SALIR DEL PAIS,ESTO ES POCO,PARA ELLOS,SOLO ES TRABAJO INGRATO,SOMOS UN PAIS IZQUIERDA,CASI TODOS NUESTROS POLITICOS LO SON,CREO QUE DE ESTA NO PASAMOS.

lunes 3 de noviembre 2014 a las 21:55
1

Pues lo único que puedo comentar que para mí apoyar el Movimiento No a la Cantera y Preservemos el Hábitat, ya no es una opción, es una obligación como habitante del Planeta Tierra. En Laguna Verde la destrucción del hábitat avanza en forma acelerada por la llegada de personas que no respetan la naturaleza del sector. Ahora llegaron los españoles de la OHL, apoyados por un Estado que aún les hace reverencias y están los chilenos que vacian sus desechos y escombros en las quebradas.

lunes 3 de noviembre 2014 a las 23:31
2

Los Comentarios se han cerrado.

Anuncio