La cultura y la política

Hace menos de 1 minuto
|

elicuraLa política chilena tiene una tarea pendiente: asumirse desde la identidad de su propia cultura, para que logre al fin credibilidad en su discurso, sabiduría en su accionar.

Por Elicura Chihuailaf, poeta

¿Pewmaymi / Soñaste? Sigue preguntando cada mañana nuestra Gente. Sí, porque todos sueñan, pero no todos recuerdan sus Sueños, nos dicen, y no todos han aprendido a interpretar los Sueños.

Hay culturas que –como la Mapuche– continúan en constante diálogo con la Naturaleza / la Tierra porque se saben pertenecientes a ella (a su realidad y a sus Sueños); hay otras que en su camino de tecnologización a ultranza han olvidado que –a pesar de la vertiginosa sofisticación de las maquinarias– el hecho de existir transcurre, inevitablemente, en lo infinito y en la cotidianidad al mismo tiempo, planteándonos –a cada instante– preguntas cuyas respuestas sólo podemos atisbar en el agua prístina de las palabras, en el bosque diverso de la conversación, en el vuelo que habita en las alas de los pájaros, en la visión de las constelaciones de nuestro espíritu, en la opacidad y el resplandor de las piedras, en la memoria misteriosa del viento.

El orden natural que nunca es respetado por el desorden depredador de la industria extractiva.

La búsqueda de la felicidad es el emocionado latir en nuestro breve paso por la vida, nos dijeron nuestros Antepasados, y el lenguaje de la Naturaleza es un todo, claro / transparente. Por ser parte de él, lo es también el habla. ¿Qué ha ocurrido entonces con la Palabra? ¿Qué sucedió con la sabiduría Azul de su respirar?, me estoy diciendo una vez más. Es el capitalismo neoliberal el que ha fragmentado –cosificando– el pensamiento de las “autoridades” de las denominadas naciones “desarrolladas” que con su acción y su publicidad pretenden hacernos olvidar que la existencia en esta Tierra es –sin duda– una Totalidad. No somos solos, no estamos solos. Cada cultura es imprescindible para que siga el sonido maravilloso del corazón del mundo.

La cultura es la forma de pensar, avanzar y progresar en el desarrollo y en la interrelación del grupo social, en armonía con la Naturaleza. En el conocimiento mapuche se dice Az Mapu / las Costumbres del Ser que es la Madre Tierra (positivo / negativo; el día / la noche; salud / enfermedad; alegría / tristeza; otoño / invierno, primavera / verano; etc.). Dichas Costumbres determinan nuestro concepto global de organización cultural, que implica sus especificidades: lo social, político, espiritual, jurídico, territorial.

La política debiera ser ejercida siempre como una parte –nunca fragmentada– de la totalidad, en todas las diversas culturas, nos dicen. Es por eso que nuestras autoridades: Lonko / Jefe, Machi / Sanadora (Sanador), Werken / Mensajero, siguen sostenidos en la profundidad y sencillez de la Palabra de la Tierra y de su vivir. Es una autoridad que ejerce la política conforme a las normas que emanan desde la Naturaleza, considerando así a todos los seres vivos y a sus energías (visibles e invisibles) y aquellos seres aparentemente inanimados como las piedras y los minerales. De ahí la fuerza de su pensamiento. “Es por eso que el Estado chileno inauguró la aplicación de su ‘ley antiterrorista’ encarcelando a dos de nuestros Lonko y hoy persigue a nuestros (as) Machi”, me dicen.

Comparte:

Comentarios (2)

Me permito expresar mi admiración por un texto que contiene, en su belleza, un concentrado de sabiduría.
No me privaré de citar esta frase en mis conferencias: “…preguntas cuyas respuestas sólo podemos atisbar en el agua prístina de las palabras, en el bosque diverso de la conversación, en el vuelo que habita en las alas de los pájaros, en la visión de las constelaciones de nuestro espíritu, en la opacidad y el resplandor de las piedras, en la memoria misteriosa del viento”.
La filosofía, el pensamiento y la cultura tienen gran necesidad de ese impulso poético. Aunque las vía de unos sean racionales, especulativas y las de otros, intuitivas, ancestrales, inspiradas, tenemos necesidad los unos de los otros. Las tareas son inmensas; la ignorancia de la naturaleza y del saber de nuestros pueblos originarios es tan grande en nuestras sociedades, que llega a dar vergüenza… considero como un privilegio poder leer esta columna del poeta.

jueves 1 de agosto 2013 a las 12:53
1
hernan

Las palabras de Elicura tienen belleza y sabiduría. Sabiduría que expresa el Tiempo y la Vida de una raza. En nuestro camino de avances científicos y tecnológicos ya no buscamos la sabiduría, ya no la valoramos. ¿Qué es eso? ¿Cuánto vale en el mercado? ¿Cómo se mide en números?
El Espíritu se expresa en Sabiduría, Amor, Belleza. Cuánta falta nos hace en estos tiempos en que la humanidad ciega y sorda se aproxima a la noche y a la muerte. Como escribiera otro poeta en las arenas del desierto.

Hace 1 minuto
2

Los Comentarios se han cerrado.

Anuncio