1883 y 1973 Las “Pacificaciones” Mapuche y chilena

viernes 11 de septiembre 2009
|

elicuraElicura Chihuailaf

Poeta

“…los hombres no nacieron para vivir inútilmente y como los animales selváticos, sin provecho del género humano; y una asociación de bárbaros, tan bárbaros como los pampas o araucanos, no es más que una horda de fieras que es urgente encadenar o destruir en el interés de la humanidad y en bien de la civilización” (Editorial del diario El Mercurio, 25 de junio de 1859).

Toda historia / todo relato de un Pueblo es una continuidad, me parece. ¿Cómo no habría de serlo? Desde su visión de mundo se revelan sus esperanzas, sus alegrías, sus tristezas, sus enojos y sus Sueños. ¿No son acaso hebras de un mismo tejido? Hebras diversas que se entrecruzan para brindarle firmeza, mientras se canta, se cuenta, se conversa, se aconseja, se hace rogativa, se lucha, se parlamenta. En él toda Palabra sirve si es verdadera, si no es nada más vano artilugio. La Palabra, agua prístina que corre pulimentando la dura piedra que es nuestro corazón, dicen nuestras Ancianas / nuestros Ancianos. La Palabra que en nuestra cultura no admite lo artero: “Están aquí todos lo que aceptaron integrarse a la reunión”, como dicen los winka y el Estado que hablan de un diálogo al que nunca nos invitaron, porque no lo ejercen / no lo ejercieron, porque no quieren entender el protocolo del diálogo, porque no les interesa acceder a su profundidad, porque su voluntad es la exclusión o la integración (su hegemonismo) / la represión / la criminalización / la cárcel / la muerte.

En estos días en que recordamos la felonía –la “pacificación”– cometida por el Ejército en contra del gobierno chileno del doctor Salvador Allende y en contra del pueblo que lo eligió, continúa la barbarie que la historia oficial chilena ha denominado “pacificación de los Mapuche”. Aumenta el número de mapuche perseguidos, golpeados, torturados, heridos, y de presos políticos. A través de sus medios de comunicación, se vanaglorian de su “gesta” el gobierno y la derecha chilena. Se jacta el senador Alberto Espina (vocero de la derecha más siniestra) de estar trabajando con “algunas” de nuestras comunidades, pero se desentiende de las organizaciones que existen y que –sin excepción– nos representan. Curiosa –¿civilizada?– manera de relacionarse con una cultura / con un Pueblo, senador.

La corte marcial dejó en libertad a Miguel Jara Muñoz, el carabinero que –como se sabe– asesinó por la espalda a nuestro hermano Jaime Mendoza Collio. Dice la información que en la audiencia estuvieron presentes algunos representantes del Cuerpo de generales de carabineros retirados. Nada que agregar. La historia porfiadamente se repite.

Por otro lado, el Observatorio Ciudadano de Temuko ha denunciado un nuevo caso de tortura a un comunero, ahora preso político mapuche. Es el caso de Jonathan Huillical,

joven estudiante de Técnico en Alimentación del Instituto Inacap y que forma parte de la red de apoyo a las comunidades mapuche. “Relató que el día de su detención en la ciudad de Temuco, el 14 de abril, una vez en el carro policial fue golpeado por los policías; golpiza que siguió en el cuartel de investigaciones. Luego –dice– fue trasladado hacia su casa en Labranza, por una caravana de seis vehículos aproximadamente.

‘Fui golpeado durante veinte minutos aproximadamente, en la cabeza, oído y testículos, todo para que me declarara culpable’, a lo que él les preguntaba ‘de qué’, porque aún no se le informaba el motivo de su detención. Luego quedó solo con el jefe de unidad, quien le señaló que estaba detenido por una agresión al fiscal Elgueta de Cañete, pero que él no conocía.

El abogado Pablo Ortega confirma que, al igual que otros presos políticos mapuche, el joven está sometido a doble procesamiento, por la justicia civil y la justicia militar. ‘Aquí lo que enfrentamos es una política de Estado que se ha extendido a todos los estamentos, tanto el Ministerio Público como la policía de investigaciones, donde resalta la arbitrariedad, la extrema violencia y los procedimientos antidemocráticos, como la tortura. El juez de garantía, frente a todas estas denuncias, no ha hecho nada, y por ello se está haciendo cómplice de esta situación’, afirma Ortega”.

Comparte:

Comentario

manuel acuña ortiz

FRENTE A LOS HECHOS QUE UD. DENUNCIA SE ME VIENE A LA MEMORIA:
“CHILE FERTIL PROVINCIA Y SEÑALADA
EN LA REGION ANTARTICA FAMOSA,
DE REMOTAS NACIONES RESPETADA
POR FUERTE, PRINCIPAL Y PODEROSA,
LA GENTE QUE PRODUCE ES TAN GRANADA,
TAN SOBERBIA GALLARDA Y BELICOSA,
NO HA SIDO POR REY REGIDA,
NI A DOMINIO EXTRANJERO SOMETIDA”.
ALONSO DE ERCILLA Y ZUÑIGA YA LO DECIA HACE ALGUNOS SIGLOS ATRAS, SI HOY EL ESTADO PRETENDE RESOLVER ESTE CONFLICTO POR LA VIA MILITAR, MENUDO PROBLEMA SE ESTA COMPRANDO POR SALVAUARDAR LOS INTERESES DE QUIENES USURPARON MEDIANTE LA FUERZA Y ENGAÑOS LOS TERRITORIOS QUE EL PUEBLO ARAUCANO DEFENDIO DEL INVASOR EXTRANJERO EN LO QUE SE CONOCE EN EUROPA COMO LA GUERRA MAS LARGA DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD (MAS DE 300 AÑOS RESISTIENDO EL COLONIALISMO ESPAÑOL)SOLO RESTA DECIR QUE ESTA GUERRA LE COSTO A ESPAÑA MAS VIDA Y DINERO QUE LA CONQUISTA DEL RESTO DE AMERICA.
MUCHOS MURIERON ASESINADOS POR LA ESPALDA,PERO A MANOS DEL EJERCITO INVASOR Y NO POR LOS REPRESENTANTES DEL ESTADO QUE DEBE VELAR POR LA SEGURIDAD Y LOS DERECHOS DE TODOS SUS CIUDADANOS.
QUE HECHOS TAN VERGONZOSOS, QUE MANERA DE MANCILLAR LA HISTORIA DE UN PUEBLO HEROICO Y CON LA VENIA Y COMPLICIDAD DEL ESTADO Y LA “JUSTICIA”.

Hace 1 minuto
1

Los Comentarios se han cerrado.

Anuncio