Pyongyang dice que EEUU está jugando con fuego encima de un polvorín

domingo 9 de julio 2017
|
por

(Sputnik) Corea del Norte condenó este domingo a EEUU por realizar otro entrenamiento con el uso de bombarderos estratégicos B-1 Lancer sobre la península de Corea, al advertir que esa actividad podría desatar una nueva guerra mundial.

“Una simple equivocación o juicio erróneo podrían desencadenar un conflicto nuclear, lo que a su vez provocaría seguramente una nueva guerra mundial”, destaca el diario oficial del Partido del Trabajo de Corea, Rodong Sinmun.

El artículo equipara las misiones de bombarderos estratégicos de EEUU en la península de Corea con “la locura de jugar con fuego encima de un polvorín”.

Dos bombarderos estadounidenses B-1 Lancer realizaron el sábado un nuevo ejercicio con la Fuerza Aérea surcoreana, apenas tres días después de que Pyongyang diera por exitosa una prueba de lo que presentó como su primer misil balístico intercontinental  y que, según militares de Rusia y EEUU, fue un misil de alcance intermedio.

Los bombarderos estratégicos B-1 Lancer, emplazados en la base aérea Andersen, en Guam, son aviones supersónicos con cuatro motores de propulsión a chorro y alas de geometría variable. Son capaces de alcanzar la velocidad máxima de Mach 2.

fv

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.