“Chileno” Rodrigo Maia, ¿el próximo presidente de Brasil?

viernes 19 de mayo 2017
|
por

Río de Janeiro, 19 mayo (Sputnik).- El presidente brasileño Michel Temer está en el centro de una crisis institucional que podría obligarle a dejar el cargo; en ese caso, quien asumiría las riendas del país de forma temporal sería el dirigente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia.

“Sé que estoy listo para navegar en esta tormenta que pasará; la Cámara, el Congreso y Brasil son mayores que cualquier crisis”, dijo Maia (del partido Demócratas) cuando asumió el cargo en julio de 2016, aunque sus palabras no perdieron vigencia y podrían adaptarse a la actual crisis que atraviesa el país.

Maia llegó a la presidencia de la Cámara de Diputados luego de la dimisión de su antecesor, Eduardo Cunha (Partido del Movimiento Democrático de Brasil) que ahora cumple 15 años de condena en una cárcel de Curitiba por delitos de corrupción del caso Petrobras.

Si finalmente Temer (PMDB) dimitiera, el Tribunal Supremo Federal o el Tribunal Superior Electoral lo apartaran del cargo o sufriera un “impeachment” (las cuatro opciones que lo apartarían de su cargo), Maia se convertiría automáticamente en presidente de Brasil.

En la actualidad Brasil no cuenta con vicepresidente, ya que Temer era el vicepresidente de Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores) y al sustituirla esa plaza quedó vacante, por lo que el presidente de la Cámara es el siguiente en la línea sucesoria.

Ante una eventual caída de Temer, Maia tendría 30 días para convocar elecciones indirectas; el Congreso Nacional elegiría al sustituto de Temer, que gobernaría el país hasta el 1 de enero de 2019, cuando empezaría a gobernar el presidente salido de las elecciones de octubre de 2018.

Maia pertenece al partido conservador Demócratas, uno de los aliados del Gobierno de Temer, y es hijo de César Maia, que fue alcalde de Río de Janeiro durante 12 años.

Nació en Santiago de Chile en 1970, durante el exilio de su padre debido a la dictadura militar, y su carrera política fue discreta.

A los 26 años, en 1997, empezó a trabajar en el Ayuntamiento de Río, bajo la gestión del alcalde Luiz Paulo Conde, un aliado de su padre, y al año siguiente fue elegido diputado.

Sin embargo, a lo largo de su trayectoria nunca cosechó buenos resultados en las urnas: en 2012 fue candidato a alcalde de Río de Janeiro y quedó en cuarto lugar (con el dos por ciento de los votos).

Su actual puesto como diputado federal también le costó, ya que fue el diputado número 29 de entre los 46 que aporta a la Cámara el Estado de Río de Janeiro.

En la actualidad, Maia está siendo investigado en dos causas diferentes en el marco de la Operación Lava Jato, por recibir dinero irregular para financiar campañas de su partido en 2008 y por recibir un soborno para aprobar una ley que favorecía a los intereses de Odebrecht.

De hecho, el nombre de Maia está entre las decenas de políticos que aparecen en las plantillas de contabilidad de la constructora donde se detallaban las donaciones ilegales.

El nombre en clave del actual presidente de la Cámara de los Diputados era “Botafogo”, en referencia al equipo de fútbol de Río de Janeiro del que es aficionado.

De perfil discreto Maia es conservador en lo social y liberal en la economía: es contrario a la legalización de la marihuana, el aborto o el matrimonio homosexual, y por otro lado defiende la reducción de impuestos y una menor participación del Estado en la economía.

El nombre del líder de la Cámara ya empieza a sonar como sustituto de Temer y en las protestas del jueves contra el presidente algunos manifestantes se adelantaban a los acontecimientos con pancartas y gritos de “Fuera Maia”.

Este hipotético movimiento en la presidencia tendría lugar después del escándalo suscitado al saberse que Temer habría autorizado la entrega de sobornos para comprar el silencio de Cunha en la cárcel, aunque el presidente lo niega tajantemente y asegura que no dimitirá.

zzz/jr/df/cc

Comparte:

No hay comentarios

Leave a comment