Netanyahu será primer ministro por cuarta vez

jueves 19 de marzo 2015
|

NetanyahuEl partido Likud obtuvo 30 de las 120 bancas en juego. La centro izquierda ocupará 24: el laborista Herzog desistió de todo acuerdo de “unidad nacional”.

Por Info News

Contra todos los pronósticos previos, el líder derechista Benjamín Netanyahu ocupará por cuarta vez el cargo de primer ministro, luego de que su partido Likud obtuviera una importante victoria en las elecciones que se celebraron el martes en Israel, adelantó Tiempo Argentino.

Tras obtener 30 de las 120 bancas en juego, y de superar a Isaac Herzog, del centroizquierdista Campo Sionista, que obtuvo 24, Netanyahu se abocó a la formación de un gobierno puro de derecha.

Tanto el canciller Avigdor Lieberman como el ultrarreligioso Naftali Bennett, se apresuraron a informar que estaban dispuestos a formar gobierno con Netanyahu, luego de que el premier los convocara en un exultante discurso junto con el resto del “campo nacional”.

Ante la perspectiva cierta de que un gobierno de Netanyahu sea más duro aún que el precedente, el laborista Herzog –que encabezó la mejor elección del laborismo desde 1999–desistió de todo acuerdo de “unidad nacional”, según declaró la parlamentaria del mismo partido Shelly Yacimovich: “Hablé con Herzog esta mañana y me dijo explícitamente que pasamos a la oposición”.

En estas elecciones, en las que votaron 5,9 millones de ciudadanos mayores de 18 años, la mayoría de los israelíes decidieron apoyar a quien les ofreció seguridad, unidad territorial, denegación del Estado palestino y correcciones de rumbo que atiendan a los graves problemas socioeconómicos del país.

Esta oferta hizo que el Likud obtuviera muy buenos resultados en Jerusalén, el sur y el norte del país, donde la relación con los árabes y los palestinos es de primera prioridad.

Sin embargo, el triunfo de Netanyahu propagó inquietud local y mundial por el proceso de paz en Medio Oriente. Sobre esto, la dirigencia palestina fue tajante: varios funcionarios declararon a la prensa que los israelíes, al reelegir al derechista primer ministro después de que este negara que pudiera existir un Estado palestino, revelaban que no eran un socio para hablar de paz.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.