La salsera con Ají y los DNS de Google

domingo 27 de agosto 2017
|
por

1111101000 Anécdotas, consejos, enseñanzas de un Informático.

Por José Francisco Alderete Enríquez*

La “charra” (anécdota):

Un buen día, salí de mi oficina para ir a comer, me encontraba en la Facultad de Ciencia de la Universidad de Santiago de Chile (fui Catedrático invitado para una estadía docente). Estaba decidido a comer en uno de los casinos que me habían recomendado (así le llaman los chilenos a los espacios donde comen los estudiantes), tenía pocos días de haber llegado a ese hermoso país. Pues bien, ese restaurante era muy parecido a como salen en las películas “gringas”: unas vitrinas cuyo contenido eran diversos platillos típicos de la región, y unas personas sirviendo, los estudiantes y algunos maestros formados, cada uno va seleccionando lo que le van a servir conforme van caminando; al final del mostrador se encuentran las servilletas, cucharas, tenedores, y algunos menjurjes para la comida (mostaza, cátsup, salsa, sal, etc.).

Me encontraba formado con singular alegría, ya que los precios eran económicos y todo se veía muy sabroso. Seleccioné mi comida, le pongo algunos de los menjurjes, y veo la tan codiciada salsa: esa que para cualquier mexicano vale mucho, y en el extranjero ¡Vale oro!. Tomo la vasija, pago y me voy a mi mesa, con mi charola llena. ¡Se veía todo tan sabroso!

Probé la salsita, que ellos llama “ají”, ¡no picaba!, volví a ponerle más, luego otra cucharadita, y así…hasta que acabé con toda, ¡No picaba nada! En fin, estaba disfrutando de mis sagrados alimentos, cuando sorpresivamente llega una de las muchachas que me había servido, llegó hasta mi mesa, la verdad cuando vi que venía a donde me encontraba, pensé que le había llamado la atención que yo fuera mexicano, la curiosidad es normal, quiere saber de mi País, o tal vez llevarme a conocer algún lugar, y así, como si fuera en cámara lenta imaginé varias cosas.

–       Disculpe, Señor. Oiga señor — Dijo la mesera

–       Dígame señorita, buenas tardes.

Respondí, hasta eso, con algo de timidez, porque uno nunca sabe.

–       ¿Ya desocupó el “ají”?

La verdad me sorprendí de momento, porque pensé que la palabra “desocupó” se refería a alguna palabra chilena: ¿Ya probó? ¿Ya le puso? 

Y le respondí:

–       Claro, ¡está muy buena! Aunque siendo sincero no “pica” pero le da sabor a la comida.

–       Gracias señor. Me la devuelve por favor para ponerla donde va.

Y ahí, ahí fue donde me di cuenta de que “egoístamente” me había llevado la “cazuelita” cuyo contenido era para todos los que quisieran ponerle a sus respectivas comidas, osease, ¡Me llevé la salsera que sería usada para todos los comensales, y estamos hablando de alrededor de 500!

Con profunda pena, y estoy seguro de que me sonrojé, le devolví la vasija vacía. La expresión de la Mesera lo dijo todo.

¡No hay Chile en Chile! Dijo una vez mi Humanita 5.0 (mi pequeña hija Lidia Yaretzi), graciosas palabras de una niña, en ese entonces de 6 años.

Esto fue la historia de un profe de informática y una salsera para la comunidad.

El consejo Informático:

Hoy en día somos cada vez más los usuarios de internet, y en nuestro País más de la mitad de la población son usuarios de este servicio ¡el 59.5%! y de estos el 68.5 tienen menos de 35 años, también en poco menos de la mitad de los hogares mexicanos tienen conexión a este servicio: ¡47.0%! (INEGI, 2017).

Por lo anterior, es fácil visualizar la necesidad de acceder a internet que se está generando en los diversos ámbitos de vida cultural, académica, laboral, entre muchos otros (motivo para un buen artículo), cada día se vuelve más indispensable el servicio. Pero bien, yendo al grano, el consejo que deseo compartirles el día de hoy es para que su navegación se pueda volver un poco más rápida, y también más segura: ¡Usar los DNS de Google!

Y eso, ¿Con qué se come?, pues bien, les comparto esta liga cuyo contenido trata sobre este tema de manera amplia y correcta:

http://computerhoy.com/paso-a-paso/internet/como-que-usar-dns-google-57386

Espero sea de utilidad y si pueden ¡Úsenlos!

¿Sabías que…?

A la unidad de medida de la longitud de movimientos que puede hacer un ratón(mouse) de computadora, se le llamaba “Mickeys”, en honor al famoso “Mickey Mouse”, el “Ratón Miguelito”

Fuentes Bibliografícas:

INEGI. (2017). Estadísticas a propósito de día mundial de Internet (17 de mayo). (I. N. Comunicación Social, Ed.) Recuperado el 19 de agosto de 2017, de Comunicación Social, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, México: http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2017/internet2017_Nal.pdf

Comentarios, dudas, inquietudes: [email protected]

*Licenciado en Informática por el Instituto Tecnológico de Chihuahua, Titulado con Mención Honorífica en la Maestría en Software Libre, además candidato al grado de Maestro en Ingeniería en Redes

Comparte:

No hay comentarios

Leave a comment