Los “rostros” y la estrategia que la Uniacc utilizó para atraer becados Valech

lunes 12 de abril 2010
|

uniaccYa en 2007, la universidad había renovado su staff del consejo directivo y algunos docentes, para resaltar un perfil político más cercano a la centroizquierda. Con esto sumaban los “rostros” de Mariana Aylwin, ex ministra de Educación de Ricardo Lagos, Daniel Farcas, cercano al PPD y actual rector, y Jorge Schaulsohn, quien para ese entonces mantenía una posición concertacionista. Además comenzaba a destacar la figura de personalidades contrarias a la dictadura con diversos homenajes y discursos. Un extracto del reportaje “El millonario negocio Valech de Uniacc” en De Archivo de El Periodista.

* Extracto del reportaje “El millonario negocio Valech de Uniacc”, publicado por El Periodista.

LA ESTRATEGIA UNIACC

Como una forma para atraer estudiantes “Valech”, la UNIACC ha implementado una serie de medidas. Junto a una ofensiva de marketing, reestructuró sus directivas, modificó el plantel de profesores e incorporó personalidades ligadas a la Concertación.

Su discurso de los 90, marcadamente pragmático y orientado hacia alumnos de los sectores ABC1, se transmutó en cartas abiertas y mensajes de solidaridad hacia las víctimas de tortura, que hablan de una universidad con principios sustentados en los derechos humanos.

Mariana Aylwin, ex ministra de Educación en la era Lagos, es actual consejera de la dirección superior de la universidad; Daniel Farcas, actual Prorrector (ahora en 2010, rector), es un hombre ligado al PPD y vinculado con Guido Girardi, y además participó activamente durante la campaña presidencial de Michelle Bachelet redactando el plan Antidelincuencia. Fue uno de los nombres propuestos para integrar el equipo programático de su gobierno; Jorge Schaulsohn, quien a pesar de estar desligado de su partido, mantiene una posición pro-concertacionista.

En esta misma línea, la institución ha realizado una serie de homenajes, entre los que figura la distinción “Maestra de Periodistas”, entregada a la periodista Mónica González, a quien la universidad en su página web, catalogó como “reveladora de importantes episodios de nuestra historia reciente como la participación de Chile en el plan Cóndor, operación de exterminio de los opositores que fue llevada a cabo en los ‘70 por las dictaduras militares del Cono Sur”.

Junto a esto, un cambio significativo ocurrió con la integración de Patricia Politzer, directora de comunicaciones de la campaña electoral de Ricardo Lagos, como decana de la facultad de Periodismo, en reemplazo de María Eugenia Oyarzún, ex- alcaldesa de Santiago y embajadora de Chile ante la OEA, durante la dictadura. Con Politzer, meses después, se integraron a la UNIACC la misma Mónica González y el periodista Alberto Luengo.

A esto se suma el reconocimiento de Doctor Honoris Causa en Ciencias de la Comunicación, que recibió en abril de este año José Miguel Insulza, y posteriormente la distinción a Monseñor Sergio Valech, luego de que entregara a la universidad material digital perteneciente a la Fundación de Documentación y Archivo de la Vicaría de la Solidaridad.

En esa ocasión, Farcas, según informa la universidad en su web, rindió un homenaje a hombres y mujeres que formaron parte, tanto del organismo eclesiástico durante la dictadura como de la Comisión Nacional de Prisión Política y Tortura y, específicamente, a la figura de Monseñor Valech en tiempos de Pinochet.

El Secretario General de la Universidad, Gustavo Cárdenas, por su parte, valoró la importancia del material traspasado que, en 2003 fue declarado “Memoria del Mundo” por la UNESCO y, según la página web de la universidad, “hizo hincapié en que la relación de nuestra Universidad con los derechos humanos no es nueva”, y mencionó la importante labor que cumplen los diversos Programas de Educación Continua, que acogen a los alumnos beneficiarios de la Comisión, “permitiendo que muchos ciudadanos puedan iniciar estudios o finiquitar los que pudieron quedar inconclusos alguna vez”.

Otra donación importante que recibió la UNIACC, estrechando su vinculación con el mundo de los DDHH, fueron 4 mil documentos desclasificados durante el gobierno del Presidente George W. Bush pertenecientes al National Security Archive de la Universidad George Washington que incluían, entre otros papeles, la correspondencia del agente de la DINA, Enrique Arancibia Clavel, con sus superiores en Santiago.

Politzer, en la oportunidad, sostuvo que era “un privilegio contar en UNIACC con estos archivos que contribuyen a reforzar nuestra Memoria Histórica con miras a la construcción de una sociedad democrática sana y estable”.

Atrás quedaban las vinculaciones que la UNIACC tuvo con el gobierno militar y alguno de sus personeros, como la antecesora de la directora de prensa de TVN. El cambio de cara fue un éxito.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

.