Las propuestas que le fallaron a Piñera en las elecciones de 2005

lunes 7 de septiembre 2009
|

fotoprincipal01Corría noviembre de 2005 y la carrera por la Presidencia de Chile tenía como principales candidatos a Tomás Hirsch, Michelle Bachelet, Joaquín Lavín y Sebastián Piñera.

Confiado de su paso a segunda vuelta, Piñera ya hablaba de sus planes de gobierno, acusaba a Bachelet de carecer de conocimiento y liderazgo, y se alejaba de Lavín.

Lea aquí la entrevista concedida a El Periodista en su edición número 95. Qué proponía Sebastián Piñera en su anterior cruzada por la Presidencia y cómo confiaba en el voto de adherentes de la DC para llegar a La Moneda, en “De Archivo de El Periodista Online”.

Sebastián Piñera: “Hemos captado gente que antes votó DC”

Por Francisco Martorell

Noviembre 2005

El abanderado de RN, que está seguro peleará una segunda vuelta electoral contra Michelle Bachelet, las emprende nuevamente contra la candidata oficialista, asegurando que “para ser un buen presidente se requiere mucho más que buenas intenciones y simpatía”.

Dice que está más tranquilo. “He vuelto a hacer deportes… eso me pacifica el alma, me crea una actitud de tranquilidad y de paz”. Y se le nota.

El mismo día que anunció que había comenzado el proceso de venta de sus acciones y que estaba enfrascado en una pelea verbal contra toda la Concertación, se dio el tiempo para recibirnos durante casi dos horas para esta entrevista. Lo “pillamos” comiendo un sándwich, con mucho verde y pollo molido, apresuradamente en su escritorio. Luego un café.

A su alrededor el mismo desorden de siempre en su oficina, o tal vez más, destacando diarios que ya están amarillos. Uno de ellos, que sobresale por encima del resto, es El Mercurio de hace unos meses, el que habló de la investigación que el Gobierno le habría estado realizando por sus compras de terrenos en Chiloé.

Se da el tiempo, antes de encender la grabadora, de hablar de su familia, comentar anécdotas privadas y despachar

piñera

varias veces a sus asesores que, a cada rato, urgen que grabe las frases de radio. Parece estar más relajado en campaña que en los negocios.

“Me siento cómodo. Después de todo, los años no pasan en vano. Uno, con las canas tal vez pierde elasticidad en las articulaciones y fuerza en los músculos; pero gana en fuerza mental, prudencia emocional, en una actitud más constructiva y más armónica frente a la vida. Los dos mundos son estresantes. Sobre todo cuando uno está liderando un proceso o un gran desafío, jugando en las grandes ligas”.

Dice que no echa de menos, quizá por ahora, sus emprendimientos financieros, aunque reconoce que le da “una miradita” al cuerpo B de El Mercurio. “Lo del mundo empresarial, claro, desde un punto de vista de preocupación, dedicación, tiempo, lo dejé absolutamente atrás o al día siguiente de asumir mi candidatura”.

Nadie lo obligaba e igual lo han criticado.

Me pareció lo más adecuado, correcto y conveniente dejar los directorios de mis empresas. Una candidatura presidencial es muy absorbente y extenuante. Y por tanto me toma casi todo mi tiempo, energía y voluntad. Lo poco que queda se lo dedico a mi familia, a la lectura y al deporte.

“NO HAY CARRERA CORRIDA”

¿En qué ha cambiado el escenario electoral, desde su punto de vista, tras la encuesta CEP?

El cuadro, de mayo a hoy, ha cambiado como del día a la noche. A fines de ese mes la suma de las candidatas de la Concertación superaban los 60 puntos. Y el candidato único de la Alianza no llegaba a los 25. Había 25 puntos de diferencia. Es decir: lo que parecía una instancia insuperable. Y por eso se hablaba de una “carrera corrida”. Hoy el cuadro ha cambiado drásticamente porque la suma de los candidatos de la Alianza, según la encuesta CEP, superó no solamente a la Concertación, sino que incluso a ésta y al Juntos Podemos unidos.

Y por eso noto que se ha producido un cambio de actitud.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

.