El Petróleo de Malvinas: ¿Una quimera?

martes 18 de diciembre 2012
|

Las actividades exploratorias en busca de petróleo y gas en el mar en torno a las Islas Malvinas han arrojado hasta ahora muy pobres resultados, pero sí han producido una gran desconfianza en Argentina y Brasil.

Por Marco Ficieri (Especial para EP)

Las acciones de la petrolera británica Falkland Oil and Gas Ltd. (FOGL) han experimentado una brusca caída desde fines de noviembre, perdiendo cerca del 50 por ciento de su valor en la Bolsa de Londres.

La situación también ha ensombrecido el horizonte para otras empresas que aspiran a encontrar y extraer petróleo del lecho marino en torno a las Islas Malvinas. La depreciación de las acciones de FOGL se produjo después que la firma anunció que había suspendido una perforación exploratoria, que realizaba en un punto del área denominada Scotia al nordeste de las islas Malvinas. Ello debido a que, tras perforar hasta una profundidad de 5.500 metros, no se habían encontrado rastros de petróleo y sólo de gas de muy baja calidad.

En la perforación exploratoria de FOGL también participaban como socios las firmas Noble Energy de EEUU y Utility Edison International de Italia. Aunque la firma británica anunció que planea realizar nuevas perforaciones exploratorias en otros punto de Scotia, área que abarca 350 Km. cuadrados, la suspensión de su exploración anterior ha debilitado la confianza de los inversores.

La situación también ha empujando a la baja las acciones de otras empresas como Rockhooper, Premier Oil y Desire Petroleum; que también realizan o planean prospecciones en la zona.

El tema de fondo es que los resultados de los trabajos de exploración realizados en torno a la Islas Malvinas, iniciados en 1998 con grandes expectativas, no han sido particularmente prometedores. La zona no parece guardar reservas de petróleo o gas que puedan ser explotadas comercialmente, al menos no dentro de las condiciones de mercado previstas para el mediano plazo.

Frente a eso, las declaraciones realizadas a mediados del presente año por los representantes de Rockhopper, respecto de que la extracción de petróleo en las Islas Malvinas comenzaría en el 2017, parecen ahora excesivamente optimistas. Sin embargo, el inicio de las exploraciones ha gatillado una fuerte reacción de Argentina, país que reclama el reconocimiento de sus derechos sobre el archipiélago malvinense -heredados de España- y que considera ilegal la explotación de sus recursos naturales.

Esa reacción de las autoridades argentinas ha sido apoyada por Brasil, otro país sudamericano que también observa con desconfianza las actividades exploratorias de las empresas británicas y sus asociados en el Atlántico Sur.

Comparte:

No hay comentarios

Los Comentarios se han cerrado.

Anuncio