2015: el año en que podemos comenzar a enfriar el Planeta

jueves 25 de diciembre 2014
|

Edición 241 EPBajo la tierra existe un volumen de combustibles fósiles con un potencial de 2.8 billones de toneladas de CO2, que es cinco veces más de la cantidad que, como máximo, podríamos consumir. Noventa compañías producen el 63 por ciento emisiones mundiales de CO2. En Lima se preparó un borrador entre 195 países para enfrentar el Cambio Climático. París deberá encontrar una respuesta urgente.

Por Equipo EP

Quizá no lo conozca. Es un archipiélago de 33 islas, ubicado en el Océano Pacífico, que podría convertirse en la primera gran víctima del cambio climático y cuyos 100 mil habitantes claman al mundo por una solución.

Dependen del mar para vivir y, como apenas están a 2 metros sobre su nivel, con él también podrían morir.

Kiribati, así se llama el lugar, hoy quiere resistir al cambio climático, trasladar a sus habitantes y evitar que la alta concentración de personas en pocos kilómetros de tierra se convierta en una trampa perfecta de la naturaleza.

Pero no pueden solos. Como tampoco los 195 países que han ratificado la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC o UNFCCC por sus siglas en inglés) que entró en vigor en 1994, con el objetivo de reducir las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera. Cada año, entonces, se reúnen durante dos semanas en la llamada COP, Conferencia de las Partes, una suerte de órgano supremo de la Convención.

A Lima, la capital del Perú, le tocó en 2014 recibir a mandatarios, jefes de Estado, expertos, líderes sociales y medioambientales, para “examinar la aplicación de la Convención y desarrollar el proceso de negociación entre las Partes ante nuevos compromisos” y, entre otras cosas, “recabar y compartir la información sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), las políticas nacionales y las prácticas óptimas, poner en marcha estrategias nacionales para abordar el problema de las emisiones de GEI y adaptarse a los impactos del cambio climático previstos, así como determinar la prestación de apoyo financiero y tecnológico a los países en desarrollo y cooperar para prepararse y adaptarse a los efectos del cambio climático”.

Pero no era todo. También elaborar un borrador para que dentro de un año, en noviembre de 2015, se adopte un nuevo acuerdo global en París. El objetivo: enfriar el planeta.

CAMBIO CLIMÁTICO

“Recientes investigaciones revelan que cada día producimos 110 millones de toneladas de CO2 a nivel mundial, cantidad equivalente a 400 mil veces la bomba atómica de Hiroshima. En un estudio realizado sobre la temperatura mundial, analizando todos los veranos desde 1951 hasta 1980, se mostró que los días han calentado progresivamente y que el año más caliente de la historia es el 2014”, explicó en la COP20 el ex vicepresidente de los EEUU, Al Gore.

Sin duda, aunque algunos intenten decir lo contrario, se trata de cambios sin precedentes que, entre otras cosas, muestran un sostenido aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero, el calentamiento de la atmósfera y los océanos, la disminución de la nieve y el hielo y el aumento del nivel del mar.

Y, a diferencia de otros temas que muchas veces dividen a las naciones, esta vez debe enfrentarse en conjunto, porque los efectos adversos del cambio climático afectan a todos los países, pues también amenazan la seguridad alimentaria y debilitan los esfuerzos que se realizan para erradicar la pobreza y lograr el desarrollo sostenible.

Por eso Gore, en su presentación en Lima y utilizando fotografías, videos, mapas y cuadros estadísticos, mostró las causas del cambio climático y sus devastadoras consecuencias en ciudades de los cinco continentes. Señaló que hay fenómenos que se repiten con frecuencia, como el exceso de lluvias e inundaciones, que han afectado a Baltimore, Florida, Colorado y Montana (EEUU); Tenerife, Islas Canarias; Hiroshima, Japón; Asunción, Paraguay; Atenas, Grecia y Loreto, en Perú. Además, países como Nicaragua, Sri Lanka, Nepal y China han tenido serios desastres por inundaciones.

Según Al Gore, el calentamiento global ha creado “ríos voladores”, que son macro cantidades de agua evaporada moviéndose sobre los continentes. En el momento que encuentran la temperatura para condensarse provocan una lluvia magnificada que aumenta ríos y mares. “El caso del monumento Ground Zero, en Nueva York, que en una película de ciencia ficción se muestra inundado, era algo insólito para todos. Pero no hace mucho el río Hudson se desbordó y cubrió las instalaciones de ese lugar. Mientras más caliente sea el aire, mayor cantidad de agua se evaporará con estas consecuencias”, explicó el ex vicepresidente, hoy activista medioambiental.

Pero no es solo la lluvia y las inundaciones, también son consecuencia del cambio climático las sequías, generando mayor cantidad de incendios por el alza de la temperatura y la humedad. Glaciares y polos, además, comienzan a derretirse. “Los Andes están en riesgo por el cambio climático. Los glaciares en el Perú han disminuido en 40 por ciento desde 1970 y el ritmo de pérdida de hielo es de 3 anualmente” explicó Al Gore. “Solo la voluntad política, que es un recurso renovable, es capaz de generar un cambio verdadero”, finalizó. Chile, que de acuerdo Greenpeace tiene el 82 por ciento de los glaciares de América Latina, “ostenta el lamentable récord de ser uno de los países que mayor cantidad ha destruido, justamente por parte de emprendimientos mineros”, dice el presidente de la organización medioambiental Matías Asún. Si bien la presidenta Michelle Bachelet no se refirió al tema, cómo si lo hizo su par Ollanta Humala, la mandataria destacó en la COP20 que nuestro país “se ha comprometido, de manera voluntaria, a reducir en un 20 por ciento su trayectoria de emisiones hacia el 2020, teniendo como año de base, el 2007. Para ello, tenemos políticas energéticas coherentes y nos hemos fijado que, de aquí al 2020, el 45 por ciento de los nuevos proyectos tienen que provenir de energías renovables no convencionales”, sostuvo.

Además, agregó que el Consejo de Ministros para la Sostenibilidad y Cambio Climático aprobó recientemente el Plan Nacional de Adaptación, incorporando planes sectoriales en nueve áreas estratégicas de nuestra economía. “El plan prevé más de 100 acciones, tanto transversales como sectoriales, en áreas tales como recursos hídricos, pesca y acuicultura, forestal, y otros”, aseguró. E instó a cada país participante del COP20 que someta a revisión sus políticas ambientales generando un tipo de accountability. “De lo que se trata es de ir desarrollando modelos para las naciones más rezagadas, con mecanismos que permitan facilitar y fortalecer los niveles de cumplimiento. Esto nos lleva a la formulación de contribuciones nacionalmente determinadas para el período pos 2020, en línea con el principio de responsabilidades comunes, pero diferenciadas, de acuerdo a las capacidades que existan en cada caso”, explicó. Para la presidenta de Chile nuestra región “juega un papel decisivo en la transición hacia un nuevo paradigma de sostenibilidad. Nuestros recursos naturales, nuestra biodiversidad, nuestros glaciares, nuestros bosques, son elementos fundamentales de nuestra riqueza e identidad”. Y agregó: “La equidad y la justicia deben ser valores que orienten nuestra acción. La manera en que apoyemos a las comunidades para enfrentar el fenómeno climático debe ser central en el nuevo acuerdo; y los esfuerzos realizados por los países en desarrollo deben ser debidamente reconocidos. Todo ello debiera reflejarse en un acuerdo global, vinculante, aplicable a todos, durable, comprensivo, justo y equitativo y que incluya las necesidades de los más vulnerables”.

LLAMADA DE LIMA

Las cifras del calentamiento global y que la temperatura haya subido dos grados obliga a la urgencia. Son números que preocupan. Tanto que, para evitar una catástrofe, también son miles las voces que se levantan. Por eso fueron más de 400 las conferencias en las que se presentaron nuevas investigaciones, proyectos e iniciativas. Hasta Lima llegaron, además, 14 mil representantes de la sociedad civil, empresarios y autoridades de los 195 países, Evo Morales, de Bolivia; Enrique Pena Nieto, de México; Michelle Bachelet y Juan Manuel Santos, de Colombia, entre otros 7 mandatarios, incluido el dueño de casa, Ollanta Humala. También estuvieron presentes el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y John Kerry, Secretario de Estado de EEUU.

Al final del encuentro y luego de varias horas de discusión, en la que debió afinarse una declaración consensuada y que dejara contento a todos los presentes en Perú 2014, surgió el

“Llamado de Lima para la Acción climática”, borrador que será confirmado en París.

Con este documento los líderes de todo el mundo afirmaron su compromiso en la mitigación del cambio climático global. Pero, ¿cuáles son las implicancias de este borrador? “La decisión de Lima es sólida no solo porque cumplió los mandatos que le estableció la COP19 de Varsovia, sino porque a su vez aprobó el borrador que contiene los elementos para la negociación, cosa que nunca antes había ocurrido. A su vez, fortaleció la adaptación en las contribuciones nacionales –que son los programas que los países deben presentar el próximo año- y también los mecanismos de financiamiento, tanto en el documento aprobado como en otras decisiones”, destacó el ministro peruano y presidente de la COP20, Manuel Pulgar Vidal.

El documento representa un paso más hacia París 2015 (COP21) y se convierte en un claro ejemplo de que el trabajo colaborativo y la discusión constante y transparente son elementos necesarios para llegar a acuerdos legítimos. A partir de hoy, se fortalece, el objetivo común de los países por la acción climática y se estableció un compromiso de reducir las emisiones, dicen los analistas.

Entre los compromisos asumidos, destacan además, el aumento considerable al llamado Fondo Verde para el Clima, quien superó la meta destinada, al sumar compromisos por 10 mil 200 millones de dólares. Se lograron avances para reforzar los Planes Nacionales de Adaptación (NAP) para que cada país se comprometa a generar acciones en ese marco. Es la primera vez en la historia de las COPs que se incluye un Plan de Trabajo de Lima sobre género, con la finalidad de promover la participación efectiva de las mujeres en los ámbitos de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático y fortalecer el empoderamiento de las féminas en relación a la adaptación y mitigación. Se lograron, asimismo, avances con la implementación del mecanismo REDD+, ya que se logró difundir los beneficios del mismo, los lineamientos y los niveles de referencia o líneas de base sobre deforestación. Se lanzó el Lima Information Hub, como una base de datos que recoge los resultados obtenidos, los Planes o Estrategias nacionales, los resúmenes sobre los sistemas de información de salvaguardas y los niveles de referencia. Esta herramienta permitirá darle mayor transparencia y monitoreo al proceso de pagos por resultados. Se elaboró una Declaración en temas de educación y difusión, para que las partes presten atención apropiada a la participación y el acceso de información. De manera histórica, además, en la COP20 se realizó un “Día de la Acción Climática de Lima” para acercar a los actores estatales y no estatales para dar impulso a acciones conjuntas sobre el cambio climático. En este marco, se lanzó el Portal NAZCA (Non State Actor Zone into Climate Actions) para catalizar la acción en apoyo del acuerdo de 2015, que ayuda a mostrar también las iniciativas individuales y corporativas de todo el mundo.

Así, el “Llamado de Lima para la Acción Climática” resalta por su carácter innovador, ya que incide sobre la necesidad de emprender acciones integrales que no se limiten a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que incluye iniciativas paralelas que colaboren a mejorar el panorama climático y social actual.

Ahora París tiene la palabra. El problema es que Kiribati no puede seguir esperando.

RECUADRO 1

La voz de un CEO

“El sector privado se está moviendo hacia la sostenibilidad. En realidad, la mayoría de CEO ya saben que sus empresas no pueden prosperar en un mundo afectado por el cambio climático”. Las palabras de Paul Polman, Director Ejecutivo de Unilever, nos alertan de la imposibilidad de crecimiento si no se ataca al cambio climático.

“Sobrepasar los límites del planeta no solo generará terribles costos, ineficiencia, riesgos e incertidumbre, para los negocios, sino que está limitando el crecimiento activo de los negocios”, indicó en una entrevista realizada en el marco de The Global Landscapes Forum 2014.

En ese sentido, Polman señaló algunas iniciativas que ya han sido impulsadas desde el sector privado: “Luchar contra la deforestación. La industria global de los bienes de consumo, que representa a todas las empresas de consumo industrial, se juntaron y declararon una moratoria por vender productos que provengan de la deforestación ilegal para el año 2020. Estamos hablando de aceite vegetal, de soya, carne y papel”.

RECUADRO 2

La voz de los pueblos

Junto a la cumbre oficial se realizó en Lima una paralela, como suele suceder, denominada de Los Pueblos, la que también entregó sus conclusiones en la “Declaración de Lima”, cuestionando al sistema capitalista y a la Conferencia de Cambio Climático (COP20) porque consideran que se dejan influenciar por los intereses de los países industrializados y las grandes corporaciones.

El documento sintetiza las demandas de una diversidad de organizaciones, movimientos, colectivos sociales, sindicales, de mujeres, campesinos, indígenas, juveniles, entre otros, peruanos e internacionales, sobre la responsabilidad del actual sistema en el cambio climático.

“Las grandes corporaciones trasnacionales acompañan a los gobiernos en las negociaciones globales para acordar medidas que tienen por único fin limpiar de responsabilidades a los países industrializados por sus emisiones de gases de efecto invernadero y por ser los principales responsables del cambio climático”, expone la declaración.

En otro punto, los firmantes exigen a los gobiernos el respeto a sus territorios, derechos, modos de vida y culturas.

En ese sentido, demandaron el reconocimiento de la propiedad de las comunidades que tradicionalmente han vivido en sus territorios y cuestionan las falsas soluciones que se presentan para resolver el cambio climático. “No aceptamos el control externo de los territorios, ni los procesos de negociación e implementación de las falsas soluciones al clima. Los gobiernos deben tener como eje central el respeto de nuestras formas de vida ancestrales y el reconocimiento a nuestra autodeterminación como naciones y pueblos originarios”, señala la declaración.

Comparte:

Comentario

WASHINGTON HERRERA

Hasta cuando nos seguimos torturando por esta gran catástrofe que la humanidad debe enfrentar para resguardar nuestro bienes comunes, la ONU. A través de la ONS. la cual debe velar por la situación que están viviendo millones de seres humanos en nuestro planeta. Esta reunión en Lima ojala una vez por toda, tome las medidas drásticas para tratar el problema y que no quede, como todas aquellas en que se forman comisiones sacando conclusiones y recomendaciones para aquellos que cada día que pasa, siguen contaminando toda la Naturaleza de este planeta.
Hace poco en las NU, Leonardo di Caprio,hizo un pedido a todos los representantes de los países y con firmeza, para tratar este grave problema en que esta viviendo el planeta, en donde la naturaleza esta reaccionando en todos los continentes, las emisiones descontroladas de Carbono, están provocando cambios violentos en nuestra atmosfera, así tenemos el calentamiento de los mares, las corrientes marinas provocando tempestades en los océanos que rodean los continentes, los estudios océano hidrográfico así lo indica, la Corriente del Golfo y la corriente de Humboldt como están siendo alteradas por los cambios de temperatura de los mares, que decir del calentamiento en los polos, especialmente el Ártico, en donde el derretimiento de sus hielos esta afectando la flora y fauna de esas áreas.
Los continentes en donde vivimos, los seres humanos cada día se hace mas insostenible en mantener una calidad de vida, desde la contaminación de cualquier tipo en la naturaleza, ya sea en nuestros bosques, ríos, lagunas, bordes costeros, en donde se hace mas dificultoso vivir.

domingo 28 de diciembre 2014 a las 02:14
1

Los Comentarios se han cerrado.

.

.

.

.

.

.

.